El generador de paletas cromáticas más simple de todos

Después de pulir el guión y de tener en claro nuestro punto central y su importancia para la audiencia, es hora de materializar las ideas. Una preocupación recurrente en esta etapa es cómo definir una paleta cromática apropiada. Como vimos en otra entrada, una estrategia consiste en extraer los colores de una foto representativa del tema a exponer mediante Kuler, una herramienta on line desarrollada por Adobe. Sin embargo, cuando el tiempo apremia o se carecen de conocimientos básicos de teoría de color, Kuler puede resultar demasiado.

Un chico nuevo en el barrio de los generadores de paletas

En esas ocasiones, Palette Generator quizás sea una mejor opción. Al igual que Kuler, es una aplicación on line y gratuita pero mucho más simple. Al ingresar a su sitio web veremos una pantalla inicial con un anuncio publicitario, íconos de redes sociales, una breve explicación del sitio y lo fundamental: un botón que nos pide seleccionar una imagen de nuestro disco.

Captura de pantalla 2014-08-20 a la(s) 08.53.52Arriba: La espartana pantalla de inicio solicita la carga de una imagen mediante el botón “select image”.

Luego de subir la imagen elegida, la aplicación requiere seleccionar una parte de la imagen. Para esto es necesario llevar el cursor hacia la foto. Al hacerlo, el cursor se transforma en una cruz que nos permitirá marcar la selección y hacer ajustes tirando de los nodos cuadrados. Hecho esto, es necesario confirmar el proceso con un clic en “Submit the Selection” para que el programa nos devuelva por defecto una paleta de 5 colores.

Captura de pantalla 2014-08-20 a la(s) 10.47.54Arriba: La selección de una parte de la imagen que contiene la mayoría de los colores de la foto. En este caso, los colores fríos, cromados y acerados reflejan la asepsia y pulcritud asociadas a la medicina hospitalaria.

El número de colores puede ajustarse entre 2 y 8 mediante el selector y si bien no pueden exportarse directamente a los programas de presentaciones, es posible copiar su denominación para ingresarla a mano o copiarlos desde PowerPoint o Keynote con la herramienta lupa (en la ventana de colores).

Captura de pantalla 2014-08-20 a la(s) 10.48.59Arriba: La aplicación devolvió una paleta seleccionada mediante complicados algoritmos. Es importante que haya suficiente contraste en la selección para asegurar la legibilidad y la posibilidad de destacar ítems en las diapositivas.

Si bien es una solución más rápida y simple que la que ofrece Kuler, carece de la potencia y profundidad de esta última. Quienes busquen opciones para configurar los resultados y hacer ajustes detallados (como lo harían con la app de Adobe) se sentirán muy limitados. Pero si lo que se requiere es facilidad y sencillez extremas, Palette Generator es la herramienta a elegir.

Publicado en Principios de diseño, Software, Tecnología | Etiquetado , , | Deja un comentario

Ni antipáticos ni simpáticos… ¡empáticos!

Tal como expresa su nombre, este es un blog sobre diseño y no sobre técnicas o programas de presentación. Me parece importante señalar esta diferencia porque cuando alguien planifica lo que va a exponer a una audiencia específica para generar un efecto deseado, esa persona está diseñando; aunque no tenga el diploma de diseñador y no opere software de diseño.

Diseñar, para mí, implica que el diseñador se vuelva invisible. Como presentadores que diseñan sus presentaciones, esta afirmación les puede resultar contradictoria. Iluminados por los spot y ubicados en el escenario, resulta fácil pensar que los expositores son la estrella del evento. La gente acude a verlos y escucharlos ¿Cómo podrían volverse invisibles?

No se trata del presentador sino de su audiencia

Una presentación no es un espacio para el lucimiento personal ni para hacer amigos, provocar o generar controversia. No es un ejercicio de autoexpresión artística sino un acto de diseño con un objetivo claro: que la audiencia entienda, recuerde y actúe en consecuencia. En este sentido, la estrella de la presentación son los asistentes, no el presentador. Solo mediante este cambio de paradigma es que una presentación se vuelve efectiva.

audiencia24Arriba: Un buen presentador se pregunta por su audiencia, sus expectativas y la manera en que puede facilitarle la comprensión de la exposición.

Lamentablemente, a menudo ocurre lo contrario y los presentadores sucumben ante sus egos. Cuando el presentador se considera la estrella del show, olvida a su audiencia al procurar deslumbrarla con todo lo que sabe. El resultado son presentaciones llenas de tecnicismos incomprensibles, abuso de recursos y efectos de software, incumplimiento del tiempo de exposición asignado, textos ilegibles más allá de la tercera fila, etc.

Entender las diferencias es la clave de la presentación exitosa

Diseñar una presentación efectiva implica reconocer que frente a nosotros hay un “otro” diferente que entiende, conoce y percibe de manera diferente. No solo es diferente sino que es respetable en su diferencia y un buen diseño la tiene en cuenta. Veamos un ejemplo de diseño y empatía, que es la capacidad de identificarse mental, física y afectivamente con otras personas.

Arriba: Los trajes de embarazada ayudan a los diseñadores e ingenieros de Ford a proyectar autos más accesibles. No tiene subtítulos en español, pero las imágenes son lo suficientemente elocuentes.

El anterior es un ejemplo de diseño industrial pero es aplicable a la comunicación audiovisual. Al diseñar las diapositivas es necesario que pensemos en quien esté sentado en la última fila. Mejor aún es sentarse en esa última fila y testear nuestra presentación: ¿Se ve y se escucha bien desde allí? ¿Hay potenciales distracciones que pueden evitarse? Responder estas preguntas requiere apertura mental, humildad, paciencia y disposición para ver nuestra exposición con los ojos de nuestra audiencia. No para ganar su simpatía o evitar su antipatía, sino para alcanzar una relación empática que beneficie tanto al presentador como a su público.

Publicado en Conceptos, Principios de diseño | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

TEDx Córdoba 2014 en streaming

Buenas noticias para quienes no tuvieron la fortuna de ganar una entrada para presenciar el próximo TEDx Córdoba 2014 en el Teatro Real. Los organizadores del evento permiten seguirlo en vivo desde cualquier dispositivo con conectividad vía streaming y en HD. La plataforma es un servicio de YouTube:

Si les resulta de interés, no se olviden de poner un “me gusta” en el Facebook del encuentro.

Publicado en Galería, General | Etiquetado , | Deja un comentario

Edición y compresión de videos

Como ya sabemos, los videos digitales pueden llegar a tener un peso enorme en MB y hasta en GB, dificultando y hasta haciendo imposible el compartirlos a través de algún servicio web. ¿Porqué? Debido a su peso, esos videos pueden reproducirse con dificultades o demorar eternidades en cargarse, descargarse, enviarse por correo, subir a YouTube o Vimeo, etc. Por estos motivos, en una entrada anterior vimos dos estrategias para aligerar los videos.

La primera consiste en recortar las escenas de más. La segunda, en comprimir el video recortado para adecuarlo a un uso o un dispositivo en particular. Por ejemplo, el video que vamos a enviar por email requiere menos peso que el que mostraremos en una presentación a toda pantalla. Para esas ocasiones es necesario recurrir a herramientas como Format Factory, un conversor de videos sencillo, gratuito y en español.

Otras opciones son Movie Maker y iMovie. Ambos están incluidos en sus respectivos sistemas operativos (Windows en el primer caso, Mac OS X en el segundo) y por lo tanto, son gratuitos. En ambos, el principio es el mismo: primero se importa el video al programa, se lo ubica en la línea de tiempo y se exporta al formato y peso deseados (mediante el Asistente para guardar en Movie Maker o el ícono compartir en iMovie). El siguiente video muestra el proceso en una PC y en una Mac

Arriba: Movie Maker permite recortar fácilmente una película para luego exportarla mediante el asistente a diversos formatos y tamaños. Abajo: El mismo proceso anterior pero realizado con iMovie.

Hasta aquí hemos visto los pasos básicos para realizar un clip que resulte adecuado para nuestras presentaciones. La edición de estos archivos es un mundo apasionante y está en permanente evolución, por lo que no sería extraño que a partir de la necesidad de incluir videos en sus diapositivas, muchos se entusiasmen y continúen profundizando en el tema.

| Deja un comentario

Se viene el nuevo TEDx Córdoba 2014

slide1

Estamos a menos de un mes de la cuarta edición de TEDx Córdoba, que se realizará el 23 de agosto en el Teatro Real.

Para quienes no lo saben, TEDx Córdoba es un evento que versiona localmente las famosas conferencias TED. Al igual que en ediciones anteriores esta también es gratuita, pero como las localidades son limitadas los organizadores nos invitan a todos a participar del sorteo de entradas completando este formulario.

Los sorteos se transmitirán en vivo por hangout los días 1 y 8 de agosto y podremos seguirlos a través de Facebook.

Y por si aún no se enteraron, estos son los oradores que asistirán este año.

¡Suerte a quienes se inscriban!

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

Videos optimizados para presentaciones

Una de las mejores maneras de no transformarse en una cabeza parlante consiste en insertar un video dentro del archivo de la presentación. Las ventajas de emplear este recurso son muchas, pero hay un aspecto negativo: los archivos de video suelen ser muy pesados. Esto implica que el procesador de la computadora sea exigido  para reproducirlos. Si esta exigencia es grande, la reproducción se hace lenta y puede llegar a congelar el sistema. Para evitar problemas es recomendable reducir el peso de los videos, tal como lo hacemos con la imágenes fijas.

Archivos de video a dieta y dentro del slideware

Como vimos anteriormente, conviene reproducir videos directamente desde el programa de presentaciones. Básicamente, hay dos maneras de hacerlo: vinculando el video al archivo de la presentación o insertándolo en este último. En el primer caso, el archivo de la presentación se mantiene bajo en MB y es independiente del peso del video vinculado.

Captura de pantalla 2014-07-11 a la(s) 15.58.10

Arriba: Vinculación de video en PowerPoint (versión Mac). Es recomendable que ambos archivos (el del video y el de la presentación) estén en la misma carpeta, para que si copiamos la misma en otra computadora no sea necesario volver a vincularlos.

Si en cambio decidimos insertar (embed) el video en el archivo de la presentación, el primero sumará su peso en MB al segundo. En estos casos conviene poner a dieta el video, algo que impacta en la calidad del mismo. Esto es inevitable y el truco consiste en minimizar la merma de calidad. A continuación pueden leer dos estrategias al respecto:

1. Editar el video: Como lo que necesitamos no son películas completas sino clips breves, al recortar el video y dejar lo estrictamente necesario para ilustrar un punto estaremos eliminando lastre. Lo ideal es que los clips queden reducidos a un máximo de 5 minutos para que no compitan con nuestra propia exposición.

2. Comprimir el video: Si después de editado el video continúa pesando mucho, podemos recodificarlo mediante programas sencillos como QuickTime o Format Factory. Con estas herramientas podremos elegir que la grabación esté optimizada para web y pantallas de diferentes tamaños y resoluciones.

Estas dos acciones requieren un esfuerzo extra trabajando con un editor de video como los mencionados, pero el proceso es muy simple y vale la pena. En la próxima entrada veremos cómo hacerlo.

Publicado en Conceptos, Software, Tecnología | Etiquetado , , , | 1 comentario

Los videos, dentro del software de presentaciones

Hace unos años asistí a un presentador que ilustró su exposición sobre manejo de crisis con un video sobre la tragedia del submarino ruso K-141 Kursk. A su señal, abandoné la computadora para presionar play en la videocassetera y proyectar el citado video. Fue todo un despliegue tecnológico, que me demandó desconectar cables, volver a conectarlos, ajustar el proyector y una serie de maniobras adicionales. De más está decir que con cada paso extra, aumentaban las posibilidades de que me equivocara o algo no funcionara como debía.

Mucha agua pasó bajo el puente desde entonces y hoy los videos son recursos invaluables para los presentadores. El avance tecnológico y la web 2.0 ha facilitado el acceso y edición de miles de videos, en un modo impensable hace pocos años atrás. Sin embargo, muchos presentadores siguen empleando sus videos como en tiempos analógicos. Es decir, para mostrar la grabación abandonan el programa de presentación, buscan entre las carpetas de su disco el archivo de video, cruzan los dedos mientras lo abren en el reproductor y luego vuelven a la presentación.

A nadie le interesan nuestros archivos personales ni el fondo de pantalla con la foto de nuestras vacaciones. Ni hablar si ni siquiera hemos descargado el video y debemos abrir YouTube en el navegador, rezando para que la conectividad no nos juegue una mala pasada. Estas prácticas son poco profesionales además de riesgosas, y provocan enormes distracciones en la audiencia. Una mejor manera consiste en incorporar el video dentro del archivo de la presentación, de modo que se inicie su reproducción automática al llegar a la diapositiva que lo contiene. La ventaja de esta práctica es que minimiza la intervención del presentador, todo fluye sin distracciones y se evitan interrupciones que provocan el aburrimiento y la desconexión de la audiencia.

El software moderno es capaz de manejar video de alta definición con solvencia, sin el auxilio de reproductores específicos. Sin embargo es necesario tener algunas precauciones, para que los archivos no crezcan desmesuradamente de peso o ralenticen el procesador de la computadora. En la próxima entrada veremos cómo insertar los archivos de video en el de la presentación y qué criterios técnicos se requieren para hacerlo.

Publicado en Principios de diseño, Software, Tecnología | Etiquetado , , , , , | 1 comentario

TEDx Córdoba 2014: Y si a la charla la das vos?

TEDx 2014

Continúa abierta la convocatoria para seleccionar a los oradores de la versión cordobesa de TED de este año. Si tienen un mensaje importante que compartir, hasta fin de mes pueden postularse para participar de este evento cumpliendo estas condiciones:
1. Envíen un video, de no más de 3 minutos de duración, con una versión reducida de lo que sería su charla y completen este formulario.

2. Propongan una idea innovadora o un proyecto original, creativo, trascendente. Que ayude a ver algo cotidiano de un modo completamente nuevo. Que haga pensar de otro modo, que invite a la acción con un proyecto capaz de movilizar a la audiencia. Sus mensajes tienen que ser claros y contundentes, capaz de sorprender, maravillar, inquietar, poner en movimiento a la comunidad.

3. Pueden ser residentes de Córdoba, de otra provincia o de otro país. Sólo es necesario que sean capaces de brindar una charla en español.

4. Tienen tiempo para postularte hasta el 30/06.

5. En esta instancia no pueden postular a otras personas, ya que la participación es personal. Si conocen a un potencial orador de TEDx, compartan la información referida al casting para que pueda postularse.

6. El evento es a fines de agosto, en el Teatro Real de la ciudad de Córdoba. Pero previamente a esa fecha, es necesaria su disponibilidad para coordinar encuentros con el equipo de TEDx, que les ayudarán a preparar la charla.

Entre los candidatos, los organizadores seleccionarán a cinco personas, quienes serán convocadas a una entrevista personalizada. Los seleccionados serán dados a conocer a través de la web del evento y las redes sociales.

¡Aún hay tiempo, pero no se duerman!

Publicado en General | Deja un comentario

Como usar videos en nuestras presentaciones

A pesar de las ventajas que suponen los videos en las presentaciones, su uso no es masivo. Y cuando se emplean, suele hacerse con cierta insuficiencia que resta efectividad. En ambos casos se desaprovechan las capacidades de los programas de presentaciones, que permiten gestionar video con fluidez y eficacia. Los videos son excelentes recursos para mantener la atención y cambiar de ritmo. ¿Por qué no se aprovechan más y mejor?

Consejos para superar el miedo a lo desconocido

Muchos presentadores no incluyen videos porque no están familiarizados con el lenguaje audiovisual ni con las herramientas para editar los contenidos. A menudo perciben que este conocimiento es de orden superior al que requieren las imágenes estáticas (fotos, ilustraciones, gráficos, etc.) y por lo tanto, temen que algo pueda fallar al producir, editar o reproducir una película. El que sigue es uno de los peores avisos que podemos tener al intentar reproducir videos subidos a la Web:

url

En realidad, manipular video es hoy más fácil que nunca y en las próximas entradas veremos consejos al respecto. En esta ocasión quiero enfocarme primero en algunas recomendaciones para superar la resistencia a usar videos y emplearlos efectivamente. No son una garantía de éxito, pero reducen las posibilidades de que algo salga mal o no provoquen el efecto deseado.

1. Descarga el video y desconfía de Internet: La peor de las estrategias consiste en confiar en la conectividad a la red para reproducir videos de Youtube o Vimeo. Incluso si haces pruebas previas a la presentación, algo puede fallar durante la misma y ralentizar la reproducción o impedirla. Esas interrupciones demuelen tu profesionalidad, obligándote a trabajar horas extras para recuperar la atención de la audiencia. Evítalas descargando el video y vinculándolo o insertándolo en el archivo de tu presentación.

2. Mantente dentro del programa: Integra el video en el archivo de tu presentación para que ésta fluya sin interrupciones. La práctica más distractiva (y menos recomendable) consiste en abandonar PowerPoint para bucear por todo el disco duro hasta encontrar el video, reproducirlo en otro programa y volver a la presentación.

3. Procura la pertinencia: Idealmente, deberías usar video cuando sea la mejor opción para apoyar un concepto importante. Si solo buscas romper la monotonía y el video no tiene mucha relación con tu punto, el recurso se percibirá forzado o poco relevante. En ambos casos puede causar más mal que bien y oscurecer en vez de aclarar.

4. No dejes que el video se robe el show: En principio, el video debería ser un complemento de tu exposición y no revelar la idea central. Ese es tu trabajo como presentador y es intransferible. Usa el video para apoyar e ilustrar tus conceptos, no para que los expliquen por ti.

5. Edita para dejar lo esencial: Emplea videos cortos y que vayan directo al punto. Si dispones de 30 minutos para exponer, proyectar un video de 18 minutos te hará ver como poco creible y falto de preparación. Procura mantenerte dentro del rango de 1-2 minutos de duración y evita excederte de los 5 minutos.

Si tus videos son cortos, directos, relevantes, fluidos y están integrados en tu presentación, entonces tienes un recurso poderoso que aporta una claridad que es difícil de lograr con el discurso oral, fotos o animaciones. No lo desaproveches (después de todo, por algo se llaman presentaciones multimedia) y no dejes librada su reproducción al azar y la improvisación.

Publicado en Conceptos, Software, Tecnología | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

4 usos insuperables del video

Si buscas cautivar a tu público y no confías demasiado en tus capacidades narrativas, un video puede ayudarte. Incorporar un clip a tu presentación es una manera muy efectiva de impactar emocionalmente en tu audiencia y mantenerla enfocada en tus contenidos. Aprovecha el poder de los videos siempre que la ocasión lo amerite. En  circunstancias como las que siguen, estas clases de clips son sencillamente insuperables.

1. Videos testimoniales: El nivel de mímesis con la realidad que aporta un video es muy superior al de las fotografías. Así, al mostrar testimonios de gente real en situaciones reales, tu presentación será más persuasiva y permitirá que la audiencia se identifique o vivencie más profundamente lo que expones, conectando mejor con tu mensaje y actuando en consecuencia.

Arriba: Al mostrar las declaraciones, es importante que sus autores transmitan naturalidad, convicción y autoridad para opinar.

2. Videos que demuestran comportamientos: Otro uso genial del video es aquél que muestra a las personas haciendo lo que sea que estás explicando. Ya sea a través del humor o del contraste (antes/después, positivo/negativo), mostrar como reacciona la gente ante cierto estímulo te permitirá estimular la participación y mantener la atención de la audiencia. Cuando quieras generar la discusión de tus ideas o promover la adopción de distintos puntos de vista, muestra videos de comportamientos opuestos.

Arriba: Incluso con recursos aparentemente infantiles es posible trabajar conceptos profundos como la competencia y la colaboración.

3. Videos que clarifican lo complejo: ¿Quién no ha sufrido tratando de entender un manual para armar algo? Algunos procesos son tan oscuros y complejos que no alcanza con un diagrama o un infográfico para explicarlos. Cuando algo ocurre a escala micro o macroscópica, involucra movimiento o paso del tiempo, o es altamente conceptual o teórico, ese algo es un buen candidato a ser mostrado en un video.

Arriba: La destreza y pasión requerida por este trabajo artesanal se reflejan mejor mostrando en detalle lo que no suele verse porque ocurre en el taller.

4. Videos que aportan credibilidad: Si tu tópico genera controversia o no eres una autoridad reconocida en el tema, incorpora un video donde un experto comparta tu punto de vista. La condición para que este recurso sea efectivo es que el experto sea conocido por la mayoría de la audiencia.

Arriba: Cuando se apele a la opinión de un experto conviene que el registro sea lo suficientemente corto como para que no compita con tu propia exposición.

A pesar de lo poderoso del recurso, recuerda que el video siempre debe ser un complemento y no la atracción principal. No abuses de los clips, ya sea porque son demasiados o duran tanto que apenas queda tiempo para que hables. No te conviertas en un mero proyectorista de cine. Ten en cuenta que la gente acude al evento para prestarte atención a ti, no a tus videos.

 

Publicado en Conceptos, Tecnología | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario