Se viene el nuevo TEDx Córdoba 2014

slide1

Estamos a menos de un mes de la cuarta edición de TEDx Córdoba, que se realizará el 23 de agosto en el Teatro Real.

Para quienes no lo saben, TEDx Córdoba es un evento que versiona localmente las famosas conferencias TED. Al igual que en ediciones anteriores esta también es gratuita, pero como las localidades son limitadas los organizadores nos invitan a todos a participar del sorteo de entradas completando este formulario.

Los sorteos se transmitirán en vivo por hangout los días 1 y 8 de agosto y podremos seguirlos a través de Facebook.

Y por si aún no se enteraron, estos son los oradores que asistirán este año.

¡Suerte a quienes se inscriban!

Publicado en General | Etiquetado , | Deja un comentario

Videos optimizados para presentaciones

Una de las mejores maneras de no transformarse en una cabeza parlante consiste en insertar un video dentro del archivo de la presentación. Las ventajas de emplear este recurso son muchas, pero hay un aspecto negativo: los archivos de video suelen ser muy pesados. Esto implica que el procesador de la computadora sea exigido  para reproducirlos. Si esta exigencia es grande, la reproducción se hace lenta y puede llegar a congelar el sistema. Para evitar problemas es recomendable reducir el peso de los videos, tal como lo hacemos con la imágenes fijas.

Archivos de video a dieta y dentro del slideware

Como vimos anteriormente, conviene reproducir videos directamente desde el programa de presentaciones. Básicamente, hay dos maneras de hacerlo: vinculando el video al archivo de la presentación o insertándolo en este último. En el primer caso, el archivo de la presentación se mantiene bajo en MB y es independiente del peso del video vinculado.

Captura de pantalla 2014-07-11 a la(s) 15.58.10

Arriba: Vinculación de video en PowerPoint (versión Mac). Es recomendable que ambos archivos (el del video y el de la presentación) estén en la misma carpeta, para que si copiamos la misma en otra computadora no sea necesario volver a vincularlos.

Si en cambio decidimos insertar (embed) el video en el archivo de la presentación, el primero sumará su peso en MB al segundo. En estos casos conviene poner a dieta el video, algo que impacta en la calidad del mismo. Esto es inevitable y el truco consiste en minimizar la merma de calidad. A continuación pueden leer dos estrategias al respecto:

1. Editar el video: Como lo que necesitamos no son películas completas sino clips breves, al recortar el video y dejar lo estrictamente necesario para ilustrar un punto estaremos eliminando lastre. Lo ideal es que los clips queden reducidos a un máximo de 5 minutos para que no compitan con nuestra propia exposición.

2. Comprimir el video: Si después de editado el video continúa pesando mucho, podemos recodificarlo mediante programas sencillos como QuickTime o Format Factory. Con estas herramientas podremos elegir que la grabación esté optimizada para web y pantallas de diferentes tamaños y resoluciones.

Estas dos acciones requieren un esfuerzo extra trabajando con un editor de video como los mencionados, pero el proceso es muy simple y vale la pena. En la próxima entrada veremos cómo hacerlo.

Publicado en Conceptos, Software, Tecnología | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los videos, dentro del software de presentaciones

Hace unos años asistí a un presentador que ilustró su exposición sobre manejo de crisis con un video sobre la tragedia del submarino ruso K-141 Kursk. A su señal, abandoné la computadora para presionar play en la videocassetera y proyectar el citado video. Fue todo un despliegue tecnológico, que me demandó desconectar cables, volver a conectarlos, ajustar el proyector y una serie de maniobras adicionales. De más está decir que con cada paso extra, aumentaban las posibilidades de que me equivocara o algo no funcionara como debía.

Mucha agua pasó bajo el puente desde entonces y hoy los videos son recursos invaluables para los presentadores. El avance tecnológico y la web 2.0 ha facilitado el acceso y edición de miles de videos, en un modo impensable hace pocos años atrás. Sin embargo, muchos presentadores siguen empleando sus videos como en tiempos analógicos. Es decir, para mostrar la grabación abandonan el programa de presentación, buscan entre las carpetas de su disco el archivo de video, cruzan los dedos mientras lo abren en el reproductor y luego vuelven a la presentación.

A nadie le interesan nuestros archivos personales ni el fondo de pantalla con la foto de nuestras vacaciones. Ni hablar si ni siquiera hemos descargado el video y debemos abrir YouTube en el navegador, rezando para que la conectividad no nos juegue una mala pasada. Estas prácticas son poco profesionales además de riesgosas, y provocan enormes distracciones en la audiencia. Una mejor manera consiste en incorporar el video dentro del archivo de la presentación, de modo que se inicie su reproducción automática al llegar a la diapositiva que lo contiene. La ventaja de esta práctica es que minimiza la intervención del presentador, todo fluye sin distracciones y se evitan interrupciones que provocan el aburrimiento y la desconexión de la audiencia.

El software moderno es capaz de manejar video de alta definición con solvencia, sin el auxilio de reproductores específicos. Sin embargo es necesario tener algunas precauciones, para que los archivos no crezcan desmesuradamente de peso o ralenticen el procesador de la computadora. En la próxima entrada veremos cómo insertar los archivos de video en el de la presentación y qué criterios técnicos se requieren para hacerlo.

Publicado en Principios de diseño, Software, Tecnología | Etiquetado , , , , , | 1 comentario

TEDx Córdoba 2014: Y si a la charla la das vos?

TEDx 2014

Continúa abierta la convocatoria para seleccionar a los oradores de la versión cordobesa de TED de este año. Si tienen un mensaje importante que compartir, hasta fin de mes pueden postularse para participar de este evento cumpliendo estas condiciones:
1. Envíen un video, de no más de 3 minutos de duración, con una versión reducida de lo que sería su charla y completen este formulario.

2. Propongan una idea innovadora o un proyecto original, creativo, trascendente. Que ayude a ver algo cotidiano de un modo completamente nuevo. Que haga pensar de otro modo, que invite a la acción con un proyecto capaz de movilizar a la audiencia. Sus mensajes tienen que ser claros y contundentes, capaz de sorprender, maravillar, inquietar, poner en movimiento a la comunidad.

3. Pueden ser residentes de Córdoba, de otra provincia o de otro país. Sólo es necesario que sean capaces de brindar una charla en español.

4. Tienen tiempo para postularte hasta el 30/06.

5. En esta instancia no pueden postular a otras personas, ya que la participación es personal. Si conocen a un potencial orador de TEDx, compartan la información referida al casting para que pueda postularse.

6. El evento es a fines de agosto, en el Teatro Real de la ciudad de Córdoba. Pero previamente a esa fecha, es necesaria su disponibilidad para coordinar encuentros con el equipo de TEDx, que les ayudarán a preparar la charla.

Entre los candidatos, los organizadores seleccionarán a cinco personas, quienes serán convocadas a una entrevista personalizada. Los seleccionados serán dados a conocer a través de la web del evento y las redes sociales.

¡Aún hay tiempo, pero no se duerman!

Publicado en General | Deja un comentario

Como usar videos en nuestras presentaciones

A pesar de las ventajas que suponen los videos en las presentaciones, su uso no es masivo. Y cuando se emplean, suele hacerse con cierta insuficiencia que resta efectividad. En ambos casos se desaprovechan las capacidades de los programas de presentaciones, que permiten gestionar video con fluidez y eficacia. Los videos son excelentes recursos para mantener la atención y cambiar de ritmo. ¿Por qué no se aprovechan más y mejor?

Consejos para superar el miedo a lo desconocido

Muchos presentadores no incluyen videos porque no están familiarizados con el lenguaje audiovisual ni con las herramientas para editar los contenidos. A menudo perciben que este conocimiento es de orden superior al que requieren las imágenes estáticas (fotos, ilustraciones, gráficos, etc.) y por lo tanto, temen que algo pueda fallar al producir, editar o reproducir una película. El que sigue es uno de los peores avisos que podemos tener al intentar reproducir videos subidos a la Web:

url

En realidad, manipular video es hoy más fácil que nunca y en las próximas entradas veremos consejos al respecto. En esta ocasión quiero enfocarme primero en algunas recomendaciones para superar la resistencia a usar videos y emplearlos efectivamente. No son una garantía de éxito, pero reducen las posibilidades de que algo salga mal o no provoquen el efecto deseado.

1. Descarga el video y desconfía de Internet: La peor de las estrategias consiste en confiar en la conectividad a la red para reproducir videos de Youtube o Vimeo. Incluso si haces pruebas previas a la presentación, algo puede fallar durante la misma y ralentizar la reproducción o impedirla. Esas interrupciones demuelen tu profesionalidad, obligándote a trabajar horas extras para recuperar la atención de la audiencia. Evítalas descargando el video y vinculándolo o insertándolo en el archivo de tu presentación.

2. Mantente dentro del programa: Integra el video en el archivo de tu presentación para que ésta fluya sin interrupciones. La práctica más distractiva (y menos recomendable) consiste en abandonar PowerPoint para bucear por todo el disco duro hasta encontrar el video, reproducirlo en otro programa y volver a la presentación.

3. Procura la pertinencia: Idealmente, deberías usar video cuando sea la mejor opción para apoyar un concepto importante. Si solo buscas romper la monotonía y el video no tiene mucha relación con tu punto, el recurso se percibirá forzado o poco relevante. En ambos casos puede causar más mal que bien y oscurecer en vez de aclarar.

4. No dejes que el video se robe el show: En principio, el video debería ser un complemento de tu exposición y no revelar la idea central. Ese es tu trabajo como presentador y es intransferible. Usa el video para apoyar e ilustrar tus conceptos, no para que los expliquen por ti.

5. Edita para dejar lo esencial: Emplea videos cortos y que vayan directo al punto. Si dispones de 30 minutos para exponer, proyectar un video de 18 minutos te hará ver como poco creible y falto de preparación. Procura mantenerte dentro del rango de 1-2 minutos de duración y evita excederte de los 5 minutos.

Si tus videos son cortos, directos, relevantes, fluidos y están integrados en tu presentación, entonces tienes un recurso poderoso que aporta una claridad que es difícil de lograr con el discurso oral, fotos o animaciones. No lo desaproveches (después de todo, por algo se llaman presentaciones multimedia) y no dejes librada su reproducción al azar y la improvisación.

Publicado en Conceptos, Software, Tecnología | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

4 usos insuperables del video

Si buscas cautivar a tu público y no confías demasiado en tus capacidades narrativas, un video puede ayudarte. Incorporar un clip a tu presentación es una manera muy efectiva de impactar emocionalmente en tu audiencia y mantenerla enfocada en tus contenidos. Aprovecha el poder de los videos siempre que la ocasión lo amerite. En  circunstancias como las que siguen, estas clases de clips son sencillamente insuperables.

1. Videos testimoniales: El nivel de mímesis con la realidad que aporta un video es muy superior al de las fotografías. Así, al mostrar testimonios de gente real en situaciones reales, tu presentación será más persuasiva y permitirá que la audiencia se identifique o vivencie más profundamente lo que expones, conectando mejor con tu mensaje y actuando en consecuencia.

Arriba: Al mostrar las declaraciones, es importante que sus autores transmitan naturalidad, convicción y autoridad para opinar.

2. Videos que demuestran comportamientos: Otro uso genial del video es aquél que muestra a las personas haciendo lo que sea que estás explicando. Ya sea a través del humor o del contraste (antes/después, positivo/negativo), mostrar como reacciona la gente ante cierto estímulo te permitirá estimular la participación y mantener la atención de la audiencia. Cuando quieras generar la discusión de tus ideas o promover la adopción de distintos puntos de vista, muestra videos de comportamientos opuestos.

Arriba: Incluso con recursos aparentemente infantiles es posible trabajar conceptos profundos como la competencia y la colaboración.

3. Videos que clarifican lo complejo: ¿Quién no ha sufrido tratando de entender un manual para armar algo? Algunos procesos son tan oscuros y complejos que no alcanza con un diagrama o un infográfico para explicarlos. Cuando algo ocurre a escala micro o macroscópica, involucra movimiento o paso del tiempo, o es altamente conceptual o teórico, ese algo es un buen candidato a ser mostrado en un video.

Arriba: La destreza y pasión requerida por este trabajo artesanal se reflejan mejor mostrando en detalle lo que no suele verse porque ocurre en el taller.

4. Videos que aportan credibilidad: Si tu tópico genera controversia o no eres una autoridad reconocida en el tema, incorpora un video donde un experto comparta tu punto de vista. La condición para que este recurso sea efectivo es que el experto sea conocido por la mayoría de la audiencia.

Arriba: Cuando se apele a la opinión de un experto conviene que el registro sea lo suficientemente corto como para que no compita con tu propia exposición.

A pesar de lo poderoso del recurso, recuerda que el video siempre debe ser un complemento y no la atracción principal. No abuses de los clips, ya sea porque son demasiados o duran tanto que apenas queda tiempo para que hables. No te conviertas en un mero proyectorista de cine. Ten en cuenta que la gente acude al evento para prestarte atención a ti, no a tus videos.

 

Publicado en Conceptos, Tecnología | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Los videos, el nuevo nuevo modo de presentar

Hace unos años atrás muchos autores se manifestaron en contra del uso habitual de PowerPoint, un uso basado en la transcripción del discurso oral con alguna que otra imagen decorativa. Una de esas voces es la de Garr Reynolds, quien propuso un nuevo modo de presentar en el que el texto de las diapositivas se reduce al mínimo y las imágenes complementan el discurso oral.

GarrReynolds-videoshot-520x245Arriba: Garr en acción usando bellas fotos para ilustrar sus palabras.

Este enfoque revolucionario se vio beneficiado del avance tecnológico que facilitó la producción propia de fotografías de gran calidad técnica. El avance continuó, y el presentador que hoy posea un celular inteligente puede capturar videos fácilmente e ilustrar sus ideas con ellos. En principio, un video tiene un nivel de mímesis de la realidad que es superior al de la imagen estática. ¿Por qué no aprovechar esta característica para iluminar un punto o proceso oscuro? Como suelen aconsejar los educadores: si puedes mostrarlo, no lo cuentes.

Otras razones para agregar video a nuestras presentaciones

Sabemos que el movimiento captura nuestra atención. Tal como ocurre con las animaciones, el video también puede ser una herramienta poderosa para mantener los ojos de la audiencia en aquello que queremos enseñarles. Esta es, entonces, la primer razón: los videos capturan la atención de la audiencia. Veamos otras.

1. Provocan una reacción emocional: El nivel de realismo de las imágenes en movimiento más el aporte de sonido y música evoca sentimientos. Ya sea humor, sorpresa, preocupación o cualquier otra respuesta que provoque en la audiencia, un video les ayudará a conectar mejor con nuestra presentación a través de esas emociones.

2. Ayudan a la recordación: Una consecuencia de la reacción emocional es que mejora el recuerdo de ese concepto ilustrado por el video. Muchas buenas presentaciones son recordadas por un momento emotivo. Como dijo la poetisa Maya Angelou,

Maya Angelou“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir.”

-

3. Promueven la acción: Al ayudarnos a que la audiencia comprenda por qué nos sentimos preocupados, contentos, entusiasmados o lo que sea que nos provoque nuestro tema, un video puede ser un recurso muy útil para pesuadir al auditorio de actuar en consecuencia. Si les contagia nuestra pasión, será más sencillo pedirles colaboración, ayuda, aportes, etc.

4. Comunican más con menos: Muchas presentaciones se tornan aburridas y poco claras porque el presentador incluye demasiados elementos y recursos para sustentar su explicación. Un video es ideal para ilustrar un proceso o una explicación técnica, ya que la experiencia de aprendizaje se enriquece con el aporte de movimiento y sonido además de la ventaja que supone apelar a solo un recurso. Por ejemplo, podemos explicar mucho acerca de lo que es el remix o mostrar de qué se trata.

5. Rompen la monotonía: A menudo una voz monocorde y la sucesión de diapositivas similares causan aburrimiento en la audiencia. Para esos momentos, un video ayudará a cambiar el ritmo actuando como un anzuelo para recuperar la atención de los presentes. Al mismo tiempo, un video brinda a la audiencia y al presentador la oportunidad de descansar uno de otro. Así, la audiencia no percibirá al presentador como una “cabeza parlante” y este último tendrá unos minutos para relajarse o tomar un vaso de agua.

6. Crean dramatismo: Un video ayuda a crear una atmósfera diferente, ya que incorpora elementos teatrales y cinematográficos que ayudan a contar la historia contenida en nuestra presentación, incluso cuando se trata de estadísticas.

Usado correctamente, el video puede ser de gran ayuda para mantener la atención de la audiencia durante un período prolongado, reforzando el mensaje y haciéndolo memorable. Para muchos, son una continuidad de esa nueva forma de presentar basada en mostrar imágenes que complementen el discurso oral. Como todo recurso comunicacional, el video puede ser empleado efectivamente o como simple relleno. En las próximas entradas veremos cómo lograr lo primero, con la esperanza de que esta introducción sirva para orientarnos en la dirección correcta.

Publicado en Conceptos, Tecnología | Etiquetado , , , , , , | 3 comentarios

Slideshare, móvil y en la nube

La enorme penetración de la telefonía móvil en vastos sectores de nuestra población es tal que ya no resulta extraño que alguien posea dos y hasta tres celulares. Estos dispositivos tienen tantas capacidades que quizás deberíamos dejar de llamarlos teléfonos, ya que se usan para mucho más que hacer llamadas telefónicas. Y entre tantas aplicaciones podemos citar (cómo no) al diseño y visualización de presentaciones.

ted

Atentos a esta creciente tendencia, los desarrolladores de Slideshare han optimizado su servicio para los dispositivos móviles. A partir de ahora, la interfaz de Slideshare ofrece una previsualización de cómo se verá nuestra presentación en diferentes móviles antes de subirla a este popular sitio. Esta función se llama Mobile Preview y se activa automáticamente al subir los archivos.

Captura de pantalla 2014-05-17 a la(s) 19.08.54Arriba: Después de subir el archivo, aparece la opción View mobile preview que permite conmutar entre celular y tablet, eligiendo la opción vertical o apaisada.

Esto supone una ventaja en términos de diseño, ya que estaremos en condiciones de corregirlo si nuestras diapositivas no se ven bien en pantallas pequeñas. Estos son algunos consejos.

1. Menos es más. Evita congestionar las diapositivas con demasiados elementos y gráficos muy detallados.

2. Reduce para ampliar. Limita el texto a lo esencial usando palabras clave o mejor aún, una o ninguna palabra. Menos cantidad de texto te permitirá usar cuerpos tiográficos mayores.

3. Más visual que textual. Pregúntate si el texto puede reemplazarse por una imagen.

4. Evita las sutilezas. Exagera el contraste de color, tamaño, forma, etc. La idea es que las diferencias sean visibles también en pantallas chicas.

Hoy es importante no descuidar a la audiencia que sigue una presentación en su dispositivo, una práctica que parece ir en aumento. Lo ideal entonces es diseñar con los móviles en mente: si una diapositiva es legible en ellos, se verá bien también cuando se proyecte. Y si hablamos de tendencias, la nube es una referencia ineludible. En este sentido, Slideshare ahora permite subir archivos desde Box, Dropbox, Google Drive, SkyDrive y Gmail.

Captura de pantalla 2014-05-17 a la(s) 19.09.26

Esta nueva prestación sigue una tendencia global de subir y generar contenidos en la nube. Indudablemente, sumar prestaciones es una buena estrategia para mantener el liderazgo frente a otras opciones. Por ahora, el reinado de Slideshare parece asegurado.

Publicado en Principios de diseño, Software, Tecnología | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Las animaciones y transiciones ¿Recurso útil o distracción?

En una presentación típica podemos verificar que la audiencia procesa la información leyendo, escuchando y viendo. Científicos como el Dr. Barchach o el Dr. Medina nos enseñan que somos seres muy visuales, y entendemos mejor cuando también vemos en vez de solo escuchar o solo leer. Pero a pesar de la evidencia científica, muchas presentaciones continúan cargadas de texto. Si contienen alguna imagen, suele ser a modo decorativo. Este enfoque, muy poco eficiente, es incluso más común en el caso de las imágenes en movimiento.

El movimiento llama poderosamente la atención

Como seres visuales, somos muy sensibles al movimiento. Esto está enraizado en nuestro pasado evolutivo, cuando escaneábamos la sabana tratando de detectar depredadores, oportunidades reproductivas y alimentos. Podemos aprovechar esta característica en nuestras presentaciones, usando las animaciones para dirigir y mantener la atención de la audiencia. Una buena manera consiste en “disfrazar” un listado animando sus ítems, de modo que aparezcan de a uno por vez. Así podremos sincronizar lo que mostramos con lo que decimos, manteniendo la expectativa por el ítem siguiente en vez de develarlos a todos en una lista típica.

jobs0Arriba: Steve Jobs impedía que su audiencia se le adelantara sincronizando cada ítem con sus palabras.

Otro buen uso del movimiento es el que revela Nancy Duarte en Slide:ology, su inagotable libro. Cuando se trata de líneas de tiempo o de procesos, una diapositiva puede resultar insuficiente. El costo de encajar la información en ella suele ser la ilegibilidad. Para esas ocasiones, puede ser útil dividir el contenido en dos o más diapositivas que podemos conectar luego en PowerPoint con la transición “empujar a la izquierda” o su equivalente de otros programas. La audiencia percibirá todo como un único espacio y la información será visible.

Captura de pantalla 2014-05-09 a la(s) 15.46.45Arriba: Las dos diapositivas se percibirán como un solo espacio al aplicarle la transición Push Left (empujar a la izquierda). El truco es alinear perfectamente sus contenidos.

El desafío es, entonces, convertir diapositivas llenas de texto en diapositivas más visuales para que se entiendan mejor o impacten a nivel emocional. Frente a una diapositiva con muchas palabras deberíamos preguntarnos ¿Cómo puedo reemplazar el texto por imágenes? ¿Esta foto causará el efecto deseado en la audiencia? ¿Una animación me ayudará a clarificar mi mensaje? Si la respuesta fuera negativa, deberías abstenerte de usar esos recursos. Sin un motivo que los justifique, las animaciones terminarán siendo más una distracción o un adorno que desviará la atención de lo importante.

Publicado en Biblioteca, Galería, Principios de diseño, Software | Etiquetado , , , , , , | 1 comentario

El aprendizaje multisensorial es más eficiente

En el inagotable libro ÁgilMente puede encontrarse mucha información y consejos de utilidad para los presentadores. En el capítulo dedicado a los sentidos, el Dr. Bachrach nos cuenta que está ampliamente demostrado que aprender involucrando varios sentidos es mucho más eficiente que hacerlo usando solo uno. Por este motivo, cuando explicamos algo es mejor si ilustramos simultáneamente nuestras ideas con imágenes. En términos cognitivos, solo leer o solo escuchar es más deficiente.

En otro capítulo donde analiza cómo aprendemos, el autor referencia al Dr. Richard Mayer, un experto en aprendizaje y multimedia. Durante décadas, este investigador estudió numerosas presentaciones multimedia y sus efectos en la audiencia. Sus 5 grandes conclusiones son las siguientes:

1. Aprendemos mejor con palabras e imágenes que solo con palabras.

2. Aprendemos mejor cuando las palabras y las imágenes se presentan simultánea y no sucesivamente.

3. Aprendemos mejor cuando las palabras y las imágenes están espacialmente cerca entre ellas.

4. Aprendemos mejor cuando el material que no tiene que ver con el contenido es extraído de la presentación.

5. Aprendemos más con animación y narración que con animación y texto en pantalla.

La ciencia demuestra la conveniencia de hacer más visuales nuestras presentaciones. Los beneficios serán que la audiencia comprenderá mejor y recordará más lo que le expliquemos. Incluso los datos y tablas pueden hacerse más visuales. Si lo que interesa en la presentación es ver relaciones más que ofrecer los datos, un diagrama puede ser más apropiado que una tabla.

bachrach1

Arriba: Tabla habitual en la que comparar los datos y hallar conexiones requiere cierto esfuerzo. Abajo: Rediseño más visual para comprender mejor las relaciones. Los datos ausentes se pueden ofrecer en un apunte o un sitio web del evento.

bachrach2

Publicado en Biblioteca, Conceptos, Galería | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario