Atajos de teclado para enfocar la atención

Los atajos de teclado, esas combinaciones de teclas que realizan diferentes funciones, son muy útiles a la hora de trabajar con los programas. Estos recursos son los preferidos de los profesionales que trabajan más a menudo con la informática y que necesitan utilizar el software con agilidad. Para muchos programadores, arquitectos y diseñadores, el ratón suele ser un elemento excesivamente lento para ejecutar algunos comandos.

atajos

En ofimática y en el slideware en particular, los atajos de teclado son muy empleados a la hora de generar los archivos. Sin embargo no son muy comunes a la hora de exponer la presentación. A continuación vamos a ver un par que resultan de mucha utilidad en esta última instancia. No sólo ahorran tiempo y facilitan la operación del software de presentaciones, también ayudan a que la audiencia no se desconecte y que la presentación fluya sin distracciones.

La B, una tecla poderosa

Puestos a escoger entre mirar al presentador o a la diapositiva que éste proyecta, los asistentes suelen preferir la diapositiva. Es natural ya que los seres humanos somos muy visuales, así que no lo tomen como algo personal. Para cuando el presentador requiera establecer una conexión visual con su audiencia, PowerPoint, Keynote y Prezi ofrecen una herramienta simple: la tecla B. Al presionarla en modo presentación la pantalla se oscurecerá y los asistentes, sin nada para ver, dirigirán sus ojos al ponente. Para continuar la presentación basta con presionar una tecla o hacer clic con el ratón.

jobs53Arriba: Con la pantalla oscurecida, toda la atención se dirige al expositor. Una alternativa consiste en pulsar la tecla W para poner en blanco la pantalla, pero esto puede generar falsas expectativas en los asistentes quienes suelen esperar que aparezca contenido en la diapositiva.

La diapositiva que quieras, cuando quieras

Los tres programas mencionados se caracterizan por su secuencialidad y relato lineal. Si por alguna razón es necesario volver a una diapositiva en particular, lo habitual es que el presentador desande el camino, pulsando la flecha izquierda y retroceda diapositiva tras diapositiva. Esta práctica genera una disrupción discursiva y una pérdida de tiempo, que se agravan cuando hay animaciones en las diapositivas. Para evitar estos efectos indeseados, PowerPoint y Keynote permiten acceder directamente a una diapositiva en particular tipeando su número y luego presionando Enter. Para continuar el curso original de la disertación y retornar a la diapositiva previa basta con digitar su número y luego Enter.

Captura de pantalla 2015-08-25 a las 22.56.09Arriba: La pantalla del presentador de Keynote ofrece la posibilidad de acceder a una diapositiva específica tecleando su número (en el ejemplo, la 24, según puede verse en el campo de la esquina superior izquierda).

Fluidez mediada por la tecnología

Sin duda los atajos hacen más cómodo el trabajo con la computadora. En particular, estos dos simples atajos de teclado no sólo aceleran enormemente la tarea del presentador. También ayudan a prevenir la distracción y el aburrimiento de la audiencia al evitar que el ponente interrumpa su discurso, pierda presencia en el escenario o desaparezca detrás de su notebook. En esta época en la que la tecnología es cuestionada por distractiva es justo destacar la utilidad de estas teclas, que están casi escondidas y esperando modestamente para asistir al presentador en su intento de establecer una comunicación fluida con su audiencia.

Publicado en Conceptos, Software, Tecnología | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Al final, todo se trata de la audiencia

La campaña política en Argentina avanza y deja a su paso más de una curiosidad. Una de ellas fue la del candidato a presidente Mauricio Yattah quien cerró su campaña en soledad absoluta; sin público, militantes ni compañera de fórmula. Evidentemente, fue un acto poco feliz para alguien que tiene pretensiones de representatividad pública.

0013129399Arriba: El precandidato presidencial por el Movimiento Solidario Popular, Mauricio Jorge Yattah cierra su acto en Mar del Plata hablando ante nadie.

De manera similar, hemos visto que una presentación pierde sentido sin una audiencia y que es necesario desplazar el foco del presentador hacia su público. Una presentación efectiva no se enfoca en las necesidades del primero sino en las del último; y no se comienza a planificarla preguntando ¿Qué quiero decir? sino ¿Qué necesitan escuchar? Para continuar manteniendo el foco en la audiencia hasta el final, el presentador debería contestar estas tres preguntas adicionales:

1. ¿Qué es necesario que recuerden? Luego de la disertación, los asistentes recordarán con suerte uno o dos conceptos de todo lo que se le expuso. La clave de una buena exposición consiste entonces en asegurarnos de que lo que recuerden sea el punto central de nuestra exposición (como mucho, dos) y no los puntos secundarios. Una buena manera de lograrlo consiste en sintetizar ese concepto y diagramarlo como el titular de una diapositiva.

2. ¿Qué tendrían que sentir? Luego de la disertación, los asistentes deberían compartir la curiosidad, esperanza, alegría, rechazo o lo que sea que siente el presentador por el tema que expuso. Como lo expuso Aristóteles, para que un mensaje sea convincente y memorable, es necesario sumar emoción (pathos) al argumento racional (logos).

3. ¿Cómo deberían proceder? Luego de la disertación, los asistentes deberían hacer algo con la información recibida y obrar en consecuencia. Sin embargo, es un error asumir que ellos descubrirán cómo obrar por sí mismos. Si la intención del presentador es que su audiencia invierta esfuerzo, profundice en el tema, marche por la calle, done dinero o lo que sea, entonces ese presentador debe llamar a actuar de ese modo en forma clara y explícita.

En síntesis: para enfocarnos en la audiencia es esencial hacernos la preguntas correctas. Y como las audiencias nunca son idénticas incluso si el tema a presentar es siempre el mismo, es necesario repreguntarnos antes de cada exposición. Como dijo Andrew Grove, co-fundador de INTEL:

andy-grove“Cuán bien comunicamos es determinado no por lo bien que decimos las cosas, sino por lo bien que somos entendidos.”

Publicado en Conceptos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Fotografías a pantalla completa

Habitualmente, las imágenes suelen mostrarse en un tamaño demasiado pequeño para apreciar sus detalles. Muchas parecen presas dentro de las diapositivas, como si estuvieran encorsetadas anhelando ser libres. ¿Por qué no terminar con su opresión agrandando su tamaño?

La causa del empleo de imágenes pequeñas suele ser la inclusión de demasiado contenido en la diapositiva: demasiado texto, demasiadas viñetas y explicaciones; es decir, todo lo que debería ser expresado verbalmente. Sencillamente, si la diapositiva está atestada de ideas queda poco espacio para las fotografías.

sang3Izquierda: Diapositiva que transcribe el discurso del ponente y obliga a reducir las imágenes, perdiendo impacto. Derecha: Al eliminar el texto que debe expresar el ponente, la imagen puede ampliarse para ilustrar apropiadamente el concepto.

Esto es poco efectivo porque como vimos, somos seres visuales y las diapositivas deberían complementar visualmente nuestro discurso en vez de transcribirlo. Lo que se necesita entonces es eliminar texto de las diapositivas con alguno de los métodos que hemos visto (a menudo, el título del bloque de texto suele ser suficiente).

Ahora que la diapositiva se simplificó, prueben a agrandar la foto para que cubra toda la pantalla. Recuerden hacerlo de manera proporcional mientras tiran de las esquinas hacia afuera. Luego revisen el resultado y respondan estas preguntas:

  1. ¿La imagen cubre toda la diapositiva o quedan bandas laterales?
  2. ¿El escalado resultó nítido, sin desenfoque ni pixelado?
  3. ¿La imagen ilustra pertinentemente mi concepto?
  4. ¿Es apropiada para mi audiencia?

Si la respuesta es “sí” en todos los casos, el problema en esta diapositiva está resuelto. Si la respuesta es “no” a una de las preguntas, será necesario buscar o crear una nueva imagen que haga un mejor trabajo. Al ampliar la imagen no sólo la estarán liberando de sus constricciones físicas. También liberarán su capacidad de iluminar, esclarecer, explicar e ilustrar conceptos que de otro modo pueden permanecer oscuros; obteniendo de este modo una diapositiva más efectiva.

Publicado en Conceptos, Galería, Principios de diseño | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Cómo se define la efectividad de una presentación?

El objetivo de este blog es brindar herramientas conceptuales y tecnológicas para diseñar presentaciones efectivas y memorables, tal como reza en la cabecera de cada entrada. Memorables porque todo presentador quiere que su mensaje sea recordado. En cuanto a la efectividad, empleo el término en el sentido de causar un efecto en la audiencia pero no cualquier efecto, sino el predeterminado por el presentador. Cuando diseñamos lo hacemos para que la audiencia adopte nuestro punto de vista, comparta nuestros sentimientos y actúe según lo que planificamos previamente para que apruebe nuestra tesis, invierta en nuestro proyecto, compre nuestro producto, modifique una conducta, etc.

No alcanza con que nuestros argumentos impacten a nivel racional y emocional en la audiencia si no hay un llamado claro a la acción, a que los oyentes reaccionen activamente a las argumentaciones que les exponemos. En este sentido, una presentación efectiva podría considerarse como tal si luego de brindarla, los asistentes actúan según nuestras expectativas. Pero este concepto de la efectividad está enfocado en las expectativas del presentador ¿Qué ocurre con las expectativas de los asistentes?

efectividad

La efectividad desde el punto de vista de la audiencia

Lo que esperan los asistentes a una presentación es que el presentador les ofrezca algo que implique una mejora en sus vidas. Tan simple como eso. Sin embargo, lograrlo no es tan simple y requiere mucho esfuerzo del presentador para ponerse en el lugar de su audiencia y llenar un vacío en su conocimiento, ofrecerle una mejor alternativa, darle ánimo, ayudarle a superar un obstáculo, brindarle nuevas herramientas, entretenerla, etc.

Nadie quiere asistir a una presentación desapasionada y monótona en la cual deba permanecer pasivamente ante una larga exposición de conceptos sin organización alguna. La manera de evitar ese tipo de presentaciones suele apoyarse en cinco características básicas. Y no por casualidad, cada una se opone al problema citado anteriormente.

1. Diseño. La planificación del aspecto visual en términos de forma organizada que favorezca la comprensión y complemente visualmente la disertación en vez de transcribirla. La simpleza en el diseño de las diapositivas es recomendable.

2. Relevancia. Si la audiencia no encuentra un beneficio en lo que se le expone, desconectará y tendrá una sensación de tiempo perdido. Para evitarlo, el presentador debe dejar bien claro por qué es importante el tema, pero no para él sino para sus oyentes.

3. Interacción. Entendida como lo opuesto a la pasividad de la audiencia, es el medio para crear un espacio donde el presentador construya el conocimiento y el avance junto con su audiencia. Las actividades, preguntas y el humor suelen ser mecanismos de interacción muy poderosos.

4. Pasión. Si el presentador no se muestra preocupado, entusiasmado o lo que sea que sienta por su tema, no puede pretender que su audiencia tenga esos sentimientos. La narración de historias personales a menudo es una buena manera de conectar a nivel emocional.

5. Claridad. Este concepto está estrechamente vinculado a los anteriores. Para alcanzar la misma es fundamental exponer una idea principal (no varias), terminar a tiempo (o incluso antes) y dejar para el apunte (a distribuir después de la conferencia) los cuadros estadísticos y demás evidencias intelectuales.

Publicado en Conceptos | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

TEDxCórdoba tiene newsletter

realLa gente responsable de TEDxCórdoba, la versión local de las famosas conferencias TED sigue sumando. Luego de 5 años de actividad se ha formado una creciente comunidad alrededor de este evento. Para tener un espacio en común donde compartir ideas, enterarnos de los eventos, convocatorias y demás actividades, los organizadores han creado un boletín que podemos leer en cualquier dispositivo con conectividad.

De este modo, a la presencia en las redes sociales y al sitio web, los Tederos cordobeses suman un nuevo canal. Vale la pena aclarar que no es de interés sólo para los que vivimos en esta ciudad, ya que el newsletter provee información relevante y entretenida independientemente del lugar de residencia. El primero ya está circulando. Quienes quieran suscribirse pueden hacerlo llenando este simple formulario. ¡Felicitaciones TEDxCórdoba y avanti!

Publicado en General | Deja un comentario

Los 5 problemas más comunes de las presentaciones

Es cierto que hay muchos imponderables que pueden afectar el curso normal de una presentación. Un corte de luz imprevisto o un fenómeno climático no anunciado son algunas de las causas más comunes. Sin embargo, la mayoría de las veces la presentación no llega a buen puerto porque el presentador se concentra en sus propias necesidades en lugar de considerar las de su audiencia.

aburridoArriba: El ego o el miedo a fallar llevan al presentador a no considerar a los asistentes a su conferencia. El resultado suele ser el aburrimiento y decepción de los mismos.

Este enfoque suele ser el origen de diversos problemas que propongo englobar en cinco, a fin de facilitar su análisis. Así, este verdadero “Dream Team” problemático se compone de este modo:

1. Demasiada información. A menudo el presentador está tan orgulloso de lo que sabe que no duda en vomitar montañas de datos, conceptos, estadísticas e imágenes en forma de un combo indigerible. Esto lo lleva a extenderse mucho más allá del tiempo asignado o a que su exposición quede trunca por decisiones organizativas. Cualquiera sea el caso, la presentación resultará aburrida y poco didáctica. Los remedios para prevenir este problema son la moderación en los contenidos (sólo una idea principal) y el ensayo para finalizar no a tiempo, sino 5 minutos antes).

2. Lectura de diapositivas. Esta es una de las prácticas más indignantes porque revela inseguridad, desconocimiento del tema expuesto o falta de preparación del disertante. En estos casos la audiencia siente que ha perdido media hora o más de su vida, y se pregunta por qué no le enviaron el archivo por e-mail en vez de convocarla a la sala. Obviamente, para evitar este efecto es necesario preparar la exposición y dominar el tema. Para no olvidar un concepto o no sufrir bloqueos, puede recurrirse a la pantalla del presentador del slideware. Con esta herramienta y la práctica necesaria, el presentador podrá tener contacto visual con la audiencia en lugar de darle la espalda para mirar lo proyectado.

3. Ausencia de pasión. Nada más aburrido que un presentador desapasionado y que no expresa las emociones que le provoca el tema que expone. Una exposición monocorde suele verse como signo de profesionalidad, pero en realidad es un vicio que debería evitarse. Como bien sabía Aristóteles, un discurso no resultará persuasivo si no suma impacto emocional a los argumentos racionales. No duden en manifestar (siempre de modo pertinente) la alegría; duda; malestar o cualquier otro sentimiento que les provoque el tema que estén exponiendo a fin de contagiárselo a la audiencia.

4. Monotonía. Una patología emparentada con la anterior es la de la falta de interacción y de cambios de ritmo en la exposición. Por más interesante que sea el tema, si el presentador no aporta variedad a la sucesión mecánica de diapositivas y comentarios, perderá la atención de su audiencia. Para evitar esto es útil introducir algún cambio cada 10 minutos aproximadamente en forma de preguntas, alguna actividad a realizar por los asistentes, un video, un expositor invitado o cualquier otro recurso que introduzca una novedad discursiva.

5. Problemas técnicos. En este apartado pueden considerarse no sólo los inconvenientes con el software, las luces, el sonido o el proyector. Una puerta ruidosa, una recepción de los asistentes poco eficiente o un aire acondicionado defectuoso pueden resultar muy distractivos. Para minimizar la posibilidad de que ocurran estos inconvenientes es preferible llegar una hora antes de la exposición para verificar las condiciones técnicas, organizativas y espaciales. Por las dudas, siempre es tranquilizador tener un plan b por si algo falla.

La consideración de los 5 puntos anteriores no garantiza el éxito de nuestra presentación pero tiende a reducir la desconexión y desinterés de la audiencia. Fundamentalmente, estaremos pensando en las expectativas de los asistentes y en la manera en que nuestra presentación puede ayudarlos. Un enfoque centrado en el presentador, por el contrario, suele ser garantía de una presentación poco efectiva, poco clara y poco memorable.

Publicado en Conceptos, Software, Tecnología | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

La estrella de la presentación

Hace poco una amiga me comentó que estaba cursando un ciclo de actualización docente, y que en el módulo referido a las exposiciones me citaron para ilustrar cierto punto. Se trataba de un fragmento de una entrada antigua, de hace casi cinco años, que apuntaba a que los presentadores debíamos preocuparnos más por clarificar nuestro mensaje y menos por los efectos del software de diapositivas. Este último es sólo una herramienta al servicio de una comunicación efectiva y si la audiencia recuerda más un efecto que el mensaje, la presentación ha fracasado. La cita en cuestión es la siguiente:

“Es importante señalar que la presentación son ustedes; la audiencia asiste para atenderlos a ustedes, no para ver sus diapositivas. La estrella de la presentación es el presentador y su mensaje. Si los asistentes recuerdan fundamentalmente unos efectos deslumbrantes, el presentador fracasó.”

Mi intención era destacar el rol secundario de los programas, que deben servir a un objetivo fundamental: clarificar el mensaje y facilitar su recuerdo. Si las animaciones y efectos asumen demasiado protagonismo, la comunicación sufre.

El slideware es una herramienta

Creo que el concepto general sigue vigente (basta ver los prezis habituales) aunque en dicha cita he tenido una expresión poco feliz. En realidad, la estrella de la presentación no es el presentador sino su audiencia. En mi entusiasmo por señalar el carácter secundario de la herramienta respecto del presentador y su mensaje, destaqué demasiado el protagonismo del ponente.

Me parece importante corregir mi expresión  porque no es una cuestión menor. Es cierto que las personas acuden a escuchar al presentador y que es su exposición, pero ¿qué sería de esa ponencia sin una audiencia? Cuando el presentador se cree la estrella, su exposición se desnaturaliza. En vez de contemplar las necesidades de los asistentes el presentador atiende sus propios intereses. Y éste es el origen de muchos miedos: al bloqueo, al olvido de conceptos importantes, a no ser convincentes, etc.

Cuando se adopta esta posición algo egoísta las presentaciones suelen ser aburridas y desconectadas. Por el contrario, al concentrarse en las expectativas de los asistentes y en cómo cubrirlas de la mejor manera, el presentador puede relajarse y enfocarse en la verdadera estrella de su presentación: su audiencia.

Publicado en Conceptos, Software | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Paletas perfectas con Coolors

Tanto en un sitio web, una identidad corporativa, un proyecto de diseño de interiores o cómo no, una presentación, es importante tener un esquema de color consistente. Ya hemos visto algunas herramientas on line que permiten hacer esto. El problema es que algunas son demasiado simples mientras que otras que aparentan sencillez (como Kuler) terminan demandando conocimientos avanzados de teoría del color. Entre ambos extremos había un nicho que Coolors parece haber ocupado bastante bien.

5 colores en un toque

Al ingresar al sitio y luego al generador de colores (“generator”) aparecerá una paleta inicial de 5 colores que interactúan correctamente entre sí. Con sólo apretar la barra espaciadora aparecerán cinco nuevas opciones que cambiarán cada vez que pulsemos la barra. Puede ocurrir que de una opción nos agraden un par de colores pero no el resto. Si este es el caso, fijamos los colores deseados con un clic y volvemos a pulsar la barra para generar otros colores consistentes con los elegidos.

coolors1

Arriba: Al hacer clic en el ícono del candado se bloquea el color rojo para que no cambie con la próxima pulsación de la barra. Para desbloquearlo basta con cliclearlo de nuevo.

Cada color tiene en la parte inferior su código para identificarlos con precisión. Si llevamos el cursor a la parte superior de cada color aparecerán unos deslizadores que permiten hacer ajustes en 4 modelos de color: HSB, RGB, CMYK y PMS. De todos, el que nos interesa a los presentadores es el RGB por ser el modelo aplicado a la calibración de pantallas y proyectores. Adicionalmente, el botón refine habilita opciones extras para ajustar el brillo, saturación, matiz y temperatura en forma global.

En caso de realizar ajustes que no nos conformen, el botón undo permite deshacer y volver a empezar. Una vez encontrada la paleta deseada, la aplicación ofrece varias opciones para exportar los resultados y aplicarlos en los programas de presentaciones. También se pueden grabar pero para esto es necesario loguearse primero.

Como vimos, todo el proceso es bastante simple y hasta lúdico, casi como si estuviéramos jugando en una máquina tragamonedas. Sin embargo, no hay que minimizar la estrategia subyacente que sustenta esa simplicidad. Su autor Fabrizio Bianchi explica que comenzó a desarrollar Coolors a partir de su frustración con otras aplicaciones similares. Su búsqueda lo orientó a un paradigma de selección de colores menos mecánico y más similar a las elecciones que haría un ser humano, sin la ayuda de una computadora. Después de un rato de jugar con la barra espaciadora, muchos querrán decirle ¡Misión cumplida, Fabrizio!

Publicado en Software, Tecnología | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Imágenes que generan empatía

En este blog somos partidarios de ilustrar las ideas para que complementen visualmente nuestras palabras y las amplifiquen. Usamos fotos, ilustraciones y videos para explicarnos mejor y conectar a nivel emocional con la audiencia. Es una manera de que el discurso sea más persuasivo, ya que como sabemos desde hace siglos, la lógica es insuficiente.

la retórica de AristótelesArriba: Los tres aspectos de un discurso persuasivo, según Aristóteles.

¿Puede una imagen ser tan poderosa como para triunfar donde la razón y la autoridad fracasan? ¿Es posible modificar conductas arraigadas tan solo con una fotografía? Esta es la pregunta que se hizo el experto en comportamiento Daniel Pink y en su programa Control de Multitudes, en el capítulo denominado La Prueba del Estacionamiento, diseñó una prueba para hallar una respuesta (Clic en la imagen siguiente para ver el video).

Captura de pantalla 2015-06-17 a la(s) 20.44.00

Tal como demostró, una imagen de una persona real (no un impersonal pictograma ni una anodina señal de prohibido) resultó muy efectiva y más disuasoria que el riesgo de multa. El cartel le puso cuerpo y rostro a una necesidad que suele ser anónima, y de este modo fue más fácil para los conductores ponerse en los zapatos de otra persona.

De manera similar a la despersonalización, resulta difícil empatizar con causas que pretenden solucionar un problema que afecta a miles de personas. En estos casos, nuestro aporte parece insignificante frente a la magnitud del hecho y tendemos a la indiferencia. Miles de personas son simplemente demasiado peso en la espalda del hombre promedio. ¿Pero qué pasaría si, siguiendo el ejemplo de Pink, se mostrara la situación de solo uno de los afectados?

Captura de pantalla 2015-06-18 a la(s) 19.22.12“Un corazón más grande que su cuerpo”. Así se titula la historia de este niño que debe recorrer varias millas a diario para llevar agua a su familia, según  el relato de CHARITY: WATER, una ONG que recauda fondos para llevar agua potable a quienes carecen de ella.

Al reducir el universo a un solo afectado, es más fácil identificarse con su situación, entender mejor la magnitud del problema y actuar en consecuencia. Ya no se trata de un conjunto anónimo, inmanejable e inasible sino de alguien concreto, una persona real con nombre y una historia que nos conecta con su problema. Pero como somos seres visualesuna buena historia será aún más eficaz con una imagen impactante (de preferencia, el retrato del protagonista) para ilustrarla. Las imágenes de otras personas nos interpelan permanentemente. Pueden gustarnos o no, pero no podemos permanecer indiferentes a ellas. En esas condiciones, es más fácil que surja el sentimiento solidario y se acorten distancias que de otro modo suelen ser insalvables.

Publicado en Conceptos, Galería | Etiquetado , | Deja un comentario

Cómo convertir archivos de Keynote a PowerPoint

Si bien no posee la cuota de mercado de PowerPoint (su primo menos sofisticado), Keynote es muy popular entre los usuarios de Apple y sus diferentes dispositivos como el iPad, iPhone, Macbook y las Mac. Y aunque Keynote es multidispositivo, no es multiplataforma y no está disponible para Windows o Linux. Esto genera un problema cuando esos usuarios reciben o descargan un archivo con la extensión .key ya que no podrán abrirlos. ¿Qué se puede hacer en esos casos?

Zamzar al rescate

Keynote puede importar archivos de PowerPoint pero la inversa no se cumple, así que si lo producido en Keynote no se exporta en formato .ppt o .pptx generará problemas fuera de la galaxia Apple. Para esas ocasiones puede emplearse Zamzar, una utilidad online gratuita para convertir los archivos .key. A decir verdad, convierte múltiples formatos (más de 1200) de audio, imagen, video, CAD, texto, eBook, entre otros. Y lo hace muy fácilmente, solo requiere 4 pasos: subir el archivo a convertir, elegir el formato final, ingresar la dirección de email donde se enviará la conversión y presionar el botón Convert.

Captura de pantalla 2015-06-04 a la(s) 09.51.06Arriba: Página principal de Zamzar y su proceso de conversión de archivos.

En el caso de los archivos de Keynote, el resultado puede convertirse a PDF o Powerpoint pero con reservas, debido a la naturaleza de estos dos formatos. En el primer caso se perderán ciertas animaciones y las transiciones. En el segundo pueden mantenerse algunos efectos más, pero sólo si los generados en Keynote tienen su equivalente en PowerPoint. Por este motivo es recomendable que los archivos a convertir sean lo más simples posible, a fin de evitar incompatibilidades

A pesar de sus limitaciones la aplicación tiene varias ventajas. Es gratuita para archivos de hasta 100 MB (para archivos mayores requiere un registro pago), no depende de un sistema operativo en particular, no requiere instalar ningún programa y el resultado llega en pocos minutos a la casilla de correo. Sin dudas, es la herramienta a emplear para ver presentaciones sencillas de Keynote en una PC.

Publicado en Software, Tecnología | Etiquetado , , , | 2 comentarios