¿Por qué fallan muchas presentaciones?


Mientras están leyendo estas líneas se están dando cientos de presentaciones en distintos lugares del mundo. Y con certeza de muchas de ellas depende que se aprueben presupuestos, tesis, proyectos, etc. Sin embargo, a pesar de lo mucho que hay en juego, pocas son realmente efectivas y terminan provocando el hastío de la audiencia. ¿Por qué? ¿Cuáles son los motivos?

Nancy Duarte, cofundadora de Duarte Design y autora del fantástico libro slide:ology, nos ofrece tres razones:

1. El presentador no ofrece a su audiencia ninguna pista de por qué están allí o de lo que significa el contenido para ellos; los mensajes están desorganizados y no existe una línea argumental unificadora.

2. El presentador usa las diapositivas como documentos o teleprompter y las lee de espaldas al público. Esto provoca que la audiencia piense que el presentador es lento o no está preparado.

3. El presentador no está apasionado ni inspirado y no conecta con la audiencia de una manera única y humana.

¿Yo señor? No señor

De acuerdo a lo anterior, la responsabilidad por una presentación soporífera recae exclusivamente en el presentador. Sin embargo, otros gurús de la comunicación atribuyen la “muerte por PowerPoint” al propio software. Uno de ellos es Seth Godin, quien en su e-book “PowerPoint realmente malos” señala a los asistentes y plantillas del programa de Microsoft como los culpables de tantas presentaciones tediosas y mal diseñadas. Otros van más allá. El Ph.D. John Sweller, reconocido por su teoría de la carga cognitiva, directamente recomienda que tiremos nuestro PowerPoint a la basura.

Finalmente, algunas personas (generalmente los propios presentadores) atribuyen las siestas de la audiencia a ciertos temas que serían intrínsicamente aburridos, tales como las ponencias muy técnicas o científicas.

¿Pues entonces quién la tiene?

Ya tenemos la lista de sospechosos: el presentador, el software y el tema. ¿De quién es la responsabilidad de la muerte por PowerPoint? De los tres, desestimaría al último. Personalmente, considero que no hay temas aburridos sino exposiciones desafortunadas de esos temas. Y para confirmar mi hipótesis traigo a la memoria la excepcional serie de tv Cosmos, del Dr. Carl Sagan. Otro ejemplo: el Dr. Hans Rosling. Pueden ver una de sus conferencias a continuación.

Ahora bien, en cuanto al software y al presentador, creo que sus responsabilidades son compartidas y voy a desarrollar esta tesis en próximas entradas del blog.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Biblioteca, Conceptos. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Por qué fallan muchas presentaciones?

  1. Pingback: La interactividad con la pantalla | Diseño de presentaciones

  2. Pingback: La Muerte por PowerPoint y cómo prevenirla | Diseño de presentaciones

  3. Pingback: ¡Muerte por powerpoint!…La intoxicación por la información – Alfabetización y competencia medíatica

  4. Pingback: Presentaciones técnicas y científicas: consejos para mejorarlas | Diseño de presentaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s