Dieta para archivos pesados


A lo largo de la historia, la fragilidad de los soportes de la información ha sido un gran problema. ¿Quién no ha sufrido por un diskette, cd o dvd que no podía ser leído? Los pen drive parecían la solución, ya que eliminan las partes móviles que causaban los fallos más frecuentes en los discos. Sin embargo, los puertos USB  tienen tensión y más de una memoria se quemó por una falla eléctrica. El problema del transporte de los datos digitales continúa en nuestros días. Una manera de minimizarlo consiste en enviar los archivos por e-mail o almacenarlos en un servidor: donde haya conexión a internet tendremos nuestra información disponible.

Siempre hay un “pero”

Internet es una opción interesante, pero el problema con los archivos en el cyberespacio es la velocidad de transferencia. Dependiendo de la conexión, un archivo puede demorar varias horas en cargar/descargar. Y los correos electrónicos como Yahoo o Hotmail limitan sus adjuntos a 10 MB. En el caso de muchas presentaciones, sus archivos suelen pesar mucho más que eso ¿Cómo hacer para que pesen por debajo de este límite?

Varias recetas, el mismo resultado

En general, los archivos del slideware (PowerPoint, Keynote, Impress, etc.) pesan demasiado por las imágenes que les incorporamos. El problema no se soluciona achicando la foto al insertarla en la diapositiva. Hacerlo sólo cambia el tamaño de visualización; el archivo de la imagen queda almacenado con su peso original (medido en KB). ¿Entonces? La solución pasa por optimizar las imágenes, bajando su calidad de visualización y comprimiéndolas. Por ejemplo, a mayor compresión menos peso, pero a costa de perder calidad. Inversamente, con menor compresión, mayor peso y mayor calidad. Optimizar una imagen para su visualización implica balancear la compresión, la calidad y el peso del archivo.

La opción más cómoda

En PowerPoint 2007 esta optimización puede hacerse dentro del mismo programa. Con el archivo de la presentación terminado, hagan clic en el Botón de Office y escojan la opción Guardar Como. En la ventana que aparece, clic en Herramientas y luego en Comprimir Imágenes. Al hacer clic en Opciones se abrirá una ventana donde podrán elegir la compresión más adecuada al destino del archivo de PowerPoint (Impresión, Pantalla, Correo electrónico). Esta optimización también puede hacerse foto por foto. Quien quiera profundizar, puede hacer clic aquí.

La opción más profesional

Para optimizar con mayor control de la relación calidad/peso es mejor emplear Photoshop. Con este programa lograremos ajustes muy finos, aunque para esto sean necesarios ciertos conocimientos sobre resolución y formatos de archivo (los veremos próximamente). El procedimiento consiste en abrir la foto y seleccionar el cuadro de diálogo Guardar para Web y dispositivos (Archivo > Guardar para Web y dispositivos), donde podremos probar distintas opciones de optimización y previsualizarlas. Por ejemplo, podríamos seleccionar el formato jpg con tres opciones de compresión. En el cuadro de diálogo podremos comparar la foto original con las tres previsualizaciones, a fin de seleccionar aquélla que pese menos sin tanto deterioro. El peso de cada opción puede verse en el vértice inferior izquierdo de su respectiva ventana. Hecha la elección, procedemos al guardado de la nueva imagen optimizada. Para quien quiera investigar más, dejo este link.

Los recortes, a la basura

Además de la optimización, deberíamos redimensionar las imágenes al tamaño que necesitamos. Como dijimos, ésto no consiste en seleccionarlas y achicarlas con los cuadraditos de las esquinas. Tampoco resolvemos nada enmascarándolas o recortándolas. Si al insertar una imagen deseamos mostrar una parte de ella y la recortamos, PowerPoint nos permite reducir el tamaño de archivo quitando los recortes del archivo de imagen. El procedimiento se muestra aquí.

A pesar de la facilidad de este método, el redimensionamiento óptimo debería realizarse en un programa de edición de imágenes como Photoshop, Photopaint o Gimp. Todos comparten procedimientos similares, pero requieren ciertos conocimientos que veremos en próximas entradas. Por ahora, y a modo de adelanto, pueden ver este práctico videotutorial de los amigos de Practicopedia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Software. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Dieta para archivos pesados

  1. Beto dijo:

    Excelente explicación. Los felicito.
    De paso te envío este link por si te interesa: http://www.free-power-point-templates.com
    Son plantillas de PowerPoint gratis. Aquí hay de negocios http://www.free-power-point-templates.com/business/

  2. JP dijo:

    Dani chequea el DROPBOX http://www.dropbox.com. Muy bueno todo me estoy poniendo al día. Abrazo

  3. Pingback: Las imágenes digitales y sus formatos de archivos (cont.) | Diseño de presentaciones

  4. Pingback: GIF y PNG ¿Más formatos de archivos de imagen? | Diseño de presentaciones

  5. Pingback: Videos optimizados para presentaciones | Diseño de presentaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s