Presentadores inconscientes


Hace unos años atrás tenía como tarea habitual el asistir a los presentadores, adelantando sus diapositivas, controlando luces y sonido, etc. Fue una etapa muy aleccionadora, que me hizo reflexionar mucho sobre las presentaciones. De esos días, una pregunta rondaba habitualmente mi mente ¿Cómo era posible que algunos oradores no se dieron cuenta del aburrimiento que causaron en su público? ¿Cómo algo tan obvio les resultaba invisible? Este misterio (para mí) continuaba irresoluto hasta ayer, cuando descubrí un curioso experimento. Ahora por favor, dejen de leer y  vean este video. El objetivo es contar cuántos pases realizan quienes visten de blanco. ¡Presten mucha atención!

Este experimento revela dos cosas: que nos perdemos mucho de lo que pasa a nuestro alrededor y que no tenemos idea de que nos perdemos tanto. Si no notaron el gorila, no están solos. Según los autores del video, los Ph.D Daniel Simons y Christopher Chabris, casi un 50%  de quienes cuentan los pases no ven el simio. Es como si fuera invisible.

Un diagnóstico preciso y contundente

Esta falla en la percepción es conocida en psicología como ceguera al cambio, un fenómeno que se produce porque sólo una pequeña parte de lo que percibimos entra en la conciencia: no registramos un cambio en el entorno porque nuestra atención está enfocada en otra cosa. Precisamente, esto es lo que les ocurría a los presentadores citados al comienzo. Preocupados por su disertación, no notaron que el público pasaba del interés al aburrimiento. Sencillamente, quedaron ciegos al fastidio de sus audiencias.

Un remedio simple

¿Habrá algún modo de evitar la ceguera al cambio? Una posibilidad consiste en solicitar a un asistente que grabe la conferencia. La popularidad de las cámaras de video las ha hecho accesibles (incluso como parte de los celulares), por lo que un video de la reacción del público a nuestras palabras es muy recomendable e ilustrador. Pero hay una solución más simple y económica: preguntar cómo estuvimos. La respuesta no debe ser complaciente sino brutalmente honesta. Por dura que pueda ser, sólo la honestidad puede ayudarnos a mejorar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Presentadores inconscientes

  1. Osvaldo dijo:

    ¡Estoy en el 50% que no al gorila la primera vez!

  2. Pingback: El mito de la multitarea | Diseño de presentaciones

  3. Pingback: Origen de algunos vicios en las presentaciones | Diseño de presentaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s