Fortalezas y debilidades de la nube


En una entrada anterior Osvaldo Bustos nos introdujo al concepto de la nube, una tendencia que incluye también al software de presentaciones. El software en la nube (también llamado cloudware) es cada vez más empleado. Todo parece indicar que esto no es una moda, ya que son muchas las ventajas de presentar en la nube. Veamos los 5 argumentos más convincentes.

1. Seguridad: A menudo guardamos nuestros archivos en discos o memorias más o menos frágiles y que compartimos indiscriminadamente. Lo cierto es que estos soportes pueden fallar o ser víctimas de virus y robos. Esto no pasa (o por lo menos es más improbable) en la nube.

2. Compatibilidad: Acceder a la aplicación solo requiere de un navegador actualizado. Esto implica que el slideware en la nube es multiplataforma y podremos utilizarlo idependientemente del sistema operativo que usemos (Windows, Mac o Linux).

3. Accesibilidad: Como la presentación está alojada en un servidor de internet, no debemos preocuparnos de cargar con el archivo en un pendrive o en la notebook. Mientras haya conectividad, la presentación estará a nuestra disposición.

4. Integración: Como la web está en los genes del software en la nube, resulta muy sencillo incorporar fotos de Flickr o videos de YouTube. Algunas aplicaciones permiten también la integración con servicios como Twitter y la realización de conferencias virtuales a distancia.

5. Colaboración: Si debemos trabajar en equipo, el slideware en la nube permite compartir librerías de medios con nuestros compañeros. En el caso de trabajar sobre una misma presentación, todos tendrán siempre la última versión del archivo y podremos asignar permisos de accesibilidad, a fin de controlar quién sobreescribe el mismo.

Toda rosa tiene espinas

Como vemos, son varios los atractivos de trabajar con programas en la nube. Para muchos, será un alivio no tener que lidiar con instalaciones y configuraciones. Además, el software se actualiza de modo no traumático y en principio, con mayor frecuencia.

Sin embargo, la principal fortaleza puede ser su desventaja. La necesidad de conexión a internet (estable y con buena velocidad) puede ser un inconveniente en nuestro país. Además, nuestro trabajo se realiza con una herramienta que no poseemos y que puede desaparecer en algún momento o cambiar de dueños. Las aplicaciones en la nube nos hacen depender de sus proveedores, pero son la tendencia actual. Veremos qué nos depara el futuro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos, Software, Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s