La mano es más poderosa que el ratón


Poco a poco, la manera habitual de presentar con diapositivas llenas de texto va cambiando. Sin embargo, los cambios son lentos. La costumbre de copiar un texto de Word o un gráfico de Excel y pegarlos en PowerPoint sigue siendo lo normal. Quizás por temor al cambio o por desconocer que existe otro modo, muchos continúan empleando inadecuadamente estos programas. En realidad, el software es una herramienta de producción y no de creación. Su dominio eleva nuestra productividad pero no nos hace más creativos ni asegura la claridad de la comunicación. El diseñador Wim Crouwel lo explica bien en este clip de la película Helvetica.

Para clarificar nuestra presentación es mejor comenzar con papel y lápiz, tal como ocurre con las historietas o las películas. Si queremos identificar el punto central de nuestra charla y explorar maneras creativas de exponerla, sólo precisamos las herramientas básicas del pensamiento visual: ojos, imaginación y coordinación ojos-manos para garabatear nuestras ideas.

¿Por qué garabatos?

Como explica Dan Roam, cualquier problema se puede explicar mejor con un dibujo compuesto de unos pocos elementos simples. Si pueden dibujar los trazos siguientes, pueden aplicar el pensamiento visual a sus presentaciones.

Según el autor de “La clave es la servilleta”, analizar los problemas con garabatos en vez de hacerlo sentado frente a la PC arrojará estos tres beneficios.

1. A las personas les gusta ver los dibujos de los demás: El público conecta mejor con las imágenes dibujadas a mano, espontáneas y naturales, que con gráficos muy pulidos.

2. Las imágenes dibujadas a mano se pueden crear con rapidez y modificar con facilidad: El proceso de búsqueda y prueba ocurre todo el tiempo, así que es importante poder repasar y modificar los dibujos.

3. Las computadoras hacen que sea muy fácil dibujar lo que no es: Los programas vienen con funciones incluidas para hacer gráficos. Eso está perfecto si suponemos que sabemos qué clase de dibujo es el mejor para ilustrar un punto… una suposición casi siempre incorrecta.

Aunque soy un apasionado de la tecnología, no hay software que supere al garabato en la exploración de ideas. Por eso recomiendo que planifiquen sus presentaciones en modo analógico (con papel y lápiz). Cuando estén convencidos del guión y de los bocetos de las diapositivas, pasen a modo digital. Mi reflexión final: los programas como PowerPoint son herramientas para finalizar el diseño de una presentación, no para empezarlo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos, Principios de diseño, Software y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La mano es más poderosa que el ratón

  1. Pingback: Presentaciones dibujadas en vivo y en directo | Diseño de presentaciones

  2. Pingback: Historia, guión y storyboard: 3 elementos esenciales | Diseño de presentaciones

  3. Pingback: Origen de algunos vicios en las presentaciones | Diseño de presentaciones

  4. Pingback: Empezar off-line es como tener un GPS para presentaciones | Diseño de presentaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s