Simetría, asimetría y peso visual


Un principio físico bien conocido dice que dos objetos de distinto peso pueden equilibrarse moviendo el más pesado en dirección al punto de apoyo (fulcro) de la palanca. Los siguientes diagramas ilustran esta idea de balance alcanzado por posición.

Arriba: Un elemento grande y pesado ubicado cerca del centro puede ser equilibrado por otro más pequeño y liviano ubicado más hacia el extremo.

Ahora imaginen que ambos elementos miden y pesan igual. Para equilibrarlos, debemos ubicarlos a igual distancia del punto de apoyo. Es lo que ocurre en un sube y baja: el balance se alcanza fácilmente cuando dos niños de pesos parecidos se sientan en las puntas.

Arriba: Cuando los pesos son los mismos, la simetría es la manera más fácil de equilibrarlos.

En diseño concebimos el balance de modo similar pero en términos de pesos visuales, un concepto que desarrollaremos enseguida. Por ahora les propongo analizar las siguientes imágenes según los diagramas anteriores. Verán que los elementos están perfectamente equilibrados con respeto al centro de cada foto.

Si desplazamos sólo un elemento a la derecha o a la izquierda del centro geométrico (el fulcro), transformaremos automáticamente un diseño simétrico en asimétrico. Sin embargo, una diagramación asimétrica no está necesariamente balanceada. Para esto es necesario considerar los pesos visuales. Por ejemplo, los elementos positivos (textos, imágenes, etc.) son visualmente más pesados que el espacio negativo. Así, una diapositiva con mucho contenido requiere grandes cantidades de espacio en blanco.

Arriba: La neutralidad del espacio blanco (negro en este caso) equilibra el protagonismo de los elementos en color.

De modo similar, los colores oscuros son visualmente más pesados que los claros. Así, una diapositiva con cierta cuota de contenidos de tono oscuro se equilibra con mucha superficie en tono claro.

Arriba: El contraste claro/oscuro ayuda a enfocar la vista en la lesión a la que refiere el título de la diapositiva.

En definitiva, una diapositiva bien diseñada procura un balance (simétrica o asimétricamente) para guiar la mirada de la audiencia, para que se distinga con claridad lo importante de lo secundario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Principios de diseño. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s