Fotos más interesantes gracias a la regla de los tercios


Es época de vacaciones y las oportunidades para usar la cámara fotográfica se multiplican. También es una oportunidad para poner en práctica algunos conceptos de composición que hemos visto. Verán que al aplicarlos, sus fotografías mejorarán considerablemente.

La composición hace la diferencia

Asumiendo que la impresión, el enfoque y la iluminación son correctos, la diferencia entre una foto interesante y otra aburrida está en la composición. Tal como en una página impresa, un sitio web o una diapositiva, los elementos de una fotografía no deberían ubicarse en ella de cualquier manera. Una manera de lograr una foto armónica y equilibrada consiste en aplicar la Regla de los Tercios. Este principio compositivo consiste en dividir la imagen en tres tercios imaginarios horizontales y verticales. Los cuatro puntos donde las líneas imaginarias se cortan entre sí se llaman puntos de tensión.

La regla sugiere que los elementos más importantes de la foto deberían ubicarse a lo largo de estas líneas o sobre sus intersecciones. De este modo crearemos una imagen visualmente más estimulante y que guía los ojos del observador hacia lo que queremos destacar en la foto ¿Pero qué quiere decir todo esto? ¿Cómo funciona en la práctica?

La Regla de los Tercios aplicada

Los fotógrafos principiantes suelen componer sus fotos de forma simétrica. Así, si fotografían un paisaje la línea del horizonte estará a la mitad de la foto y si hacen un retrato, la persona ocupará el centro de la fotografía. Esto ocurre porque como vimos, la simetría es la forma más básica de equilibrar una composición (pero también la más limitada).

Arriba: con la simetría sólo podemos componer centrando elementos.

La asimetría en cambio, ofrece muchas más posibilidades compositivas pero no garantiza el equilibrio de los elementos. ¿Cómo alcanzarlo si queremos descentrar el objeto de interés de nuestras fotos? Aquí es donde la regla de los tercios acude en nuestra ayuda.

Arriba: la misma foto encuadrada con la Regla de los Tercios.

Veamos otro ejemplo pero con una toma panorámica del campo de girasoles. Partimos de un encuadre simétrico en el cual campo y cielo ocupan la misma superficie en la foto. El resultado es algo ambiguo, ya que no queda claro qué es más importante.

Arriba: campo y cielo compiten en importancia

A continuación vemos dos posibilidades que nos ofrece la Regla de los Tercios para romper la simetría. El truco consiste en alinear el horizonte en el campo superior o en el inferior. En cualquiera de los casos, el resultado es más interesante y no deja dudas acerca de lo que el fotógrafo quizo destacar.

Cómo y cuando aplicarla

Para comenzar, deben tener en claro qué quieren destacar en su foto. Definido este objeto más importante, imaginen la grilla con los tercios en el visor o la pantalla de la cámara para ubicar el objeto. Al principio cuesta un poco, pero con la práctica irán entrenando el ojo. De todos modos, no es necesario que haya una coincidencia exacta; con sólo aproximarse a la grilla notarán un cambio y sus fotos nunca volverán a ser las mismas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fotos más interesantes gracias a la regla de los tercios

  1. Pingback: Cómo recortar fotografías según la regla de los tercios | Diseño de presentaciones

  2. Pingback: Grillas para diapositivas | Diseño de presentaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s