iPad para presentaciones (anexo)


Quién no recuerda la época de la escuela y los nervios previos a pasar al frente a dar la lección. Por suerte, si nos olvidábamos algo siempre estaba la ayudita solidaria que disimuladamente nos susurraba el dato. Ya adultos, ese temor a no recordar lo que debemos decir perdura y por eso tomamos precauciones.

Arriba: Enrique Bunbury, vocalista de los Héroes del Silencio, asistido por varios monitores con la letra de las canciones. Abajo: El presidente Obama apoyándose en un teleprompter para dar un discurso en la Casa Blanca.


La tecnología está disponible para todos

Este truco de usar varias pantallas no es exclusivo de políticos o artistas famosos. Tal como vimos, el slideware nos ayuda a prevenir el olvido durante una presentación. Si son usuarios de Keynote, la vista de ensayo les permite ver la información del presentador sin necesidad de utilizar una segunda pantalla para practicar la presentación. Con PowerPoint las cosas son diferentes, porque la vista Moderador requiere dos monitores para estar activa. En pocas palabras: si no contamos con un monitor adicional o un proyector, no podremos usarla. Pero cargar con tanto equipo es un problema si estamos de viaje. ¿Cómo hacer si queremos ensayar en el cuarto del hotel la noche anterior a la presentación?

El iPad al rescate

Cuando es imposible contar con un monitor o proyector por su peso y volumen, el iPad puede oficiar de segunda pantalla. Basta con instalar en la notebook (disponible para Mac y PC) y en el iPad una aplicación llamada Air Display para que la vista Moderador se active.

Toda la operación ocurre inalámbricamente a condición de que tanto la notebook como el iPad estén conectados a la misma red Wi-FI. Una vez configurada y establecida, la conexión entre ambos dispositivos es muy estable aunque la tasa de refresco de la pantalla es algo limitada. Por esta razón no lo aconsejo para ver los cambios trabajando con Photoshop, aunque va muy bien para practicar con la vista Moderador y su información fija.

Conclusiones finales

Air Display es una buena solución para convertir el iPad en un monitor adicional y poder ensayar nuestra presentación. Una vez en el escenario, podemos usar el iPad como un control remoto perfecto para un podio o escritorio. Podemos usar los dedos para avanzar y retroceder las diapositivas, ir a una en particular y dejar en blanco o negro la pantalla.

Todos tratamos alguna vez de leer notas en un auditorio en penumbras y sabemos la dificultad que implica. Con el iPad ese problema no existe, ya que puede ajustar el brillo de su pantalla a las condiciones ambientales automáticamente. De este modo, la notebook puede permanecer cerca del proyector para facilitar el cableado mientras la vista Moderador nos acompaña en el escenario.

Pero sus ventajas no se limitan sólo a la vista del presentador. También podemos configurar el programa para tener en una pantalla las paletas y ventanas de PowerPoint, mientras llenamos la otra pantalla con la diapositiva para crear o editar una presentación. En definitiva, una buena aplicación que suma mucha utilidad al iPad de un presentador y ayuda a superar la inseguridad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Software, Tecnología y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s