Presentaciones pegadizas y creíbles


¿Qué hace que la gente crea en las ideas? La familia, las experiencias personales, la fe, los temores y otros condicionantes suelen ser las bases de las creencias personales. Como presentadores, al intentar convencer a una audiencia escéptica estamos batallando contra todas esas fuerzas. Los hermanos Heath nos recuerdan que para que nuestras presentaciones sean recordadas, debemos ser creíbles (entre otros principios). Veamos una manera de lograrlo.

La credibilidad de una autoridad

Los expertos en un campo en particular pueden estar tranquilos, tienen credibilidad incorporada. Las celebridades y personalidades también. Son autoridades porque queremos imitarlos, ser como ellos o saber lo que saben. Las autoridades son creíbles. ¿Qué ocurre con quienes no somos expertos ni grandes personalidades? Una respuesta simple consiste en referenciarnos en las autoridades. Al citar a una autoridad tomamos prestada parte de su credibilidad para validar nuestras afirmaciones. Los autores de “Pegar y Pegar” dicen al respecto:

“¿Cómo conseguir que la gente crea en nuestras ideas? Tenemos que encontrar una fuente de credibilidad a la que recurrir.”

b

Las citas y referencias son una herramienta poderosa para aportar credibilidad a nuestro discurso. El problema es que no suelen usarse con impacto en las presentaciones. Para lograrlo, lo mejor es diseñar una diapositiva con la cita en cuerpo tipográfico importante, que todos puedan leer. No olviden incluir al autor de la cita. Si pueden incluir su foto o una imagen alusiva, mejor.

El truco consiste en encontrar una cita corta. Si es muy larga, siempre podemos enfocarnos en la parte que nos interesa empleando puntos suspensivos dentro de paréntesis (…) o corchetes […] cuando al transcribir literalmente un texto se omite una parte de él. No cometan el error común de tipear tres puntos (…) en lugar de usar el caracter único de puntos suspensivos (…) o elipsis,  y que en Windows se obtiene con ALT+0133.

Si se quiere dejar en claro que la reproducción de una cita textual no se hace desde el comienzo mismo del enunciado, es posible escribir puntos suspensivos al inicio de la cita, sin paréntesis ni corchetes. Ya que hablamos de etiqueta tipográfica, si la cita es textual debería componerse entrecomillada. Antes del nombre del autor y sin espacio que los separe va una raya (–), que es una línea horizontal más larga que el guión (-).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Biblioteca, Conceptos, Galería, General, Principios de diseño y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s