Videos optimizados para presentaciones


Una de las mejores maneras de no transformarse en una cabeza parlante consiste en insertar un video dentro del archivo de la presentación. Las ventajas de emplear este recurso son muchas, pero hay un aspecto negativo: los archivos de video suelen ser muy pesados. Esto implica que el procesador de la computadora sea exigido  para reproducirlos. Si esta exigencia es grande, la reproducción se hace lenta y puede llegar a congelar el sistema. Para evitar problemas es recomendable reducir el peso de los videos, tal como lo hacemos con la imágenes fijas.

Archivos de video a dieta y dentro del slideware

Como vimos anteriormente, conviene reproducir videos directamente desde el programa de presentaciones. Básicamente, hay dos maneras de hacerlo: vinculando el video al archivo de la presentación o insertándolo en este último. En el primer caso, el archivo de la presentación se mantiene bajo en MB y es independiente del peso del video vinculado.

Captura de pantalla 2014-07-11 a la(s) 15.58.10

Arriba: Vinculación de video en PowerPoint (versión Mac). Es recomendable que ambos archivos (el del video y el de la presentación) estén en la misma carpeta, para que si copiamos la misma en otra computadora no sea necesario volver a vincularlos.

Si en cambio decidimos insertar (embed) el video en el archivo de la presentación, el primero sumará su peso en MB al segundo. En estos casos conviene poner a dieta el video, algo que impacta en la calidad del mismo. Esto es inevitable y el truco consiste en minimizar la merma de calidad. A continuación pueden leer dos estrategias al respecto:

1. Editar el video: Como lo que necesitamos no son películas completas sino clips breves, al recortar el video y dejar lo estrictamente necesario para ilustrar un punto estaremos eliminando lastre. Lo ideal es que los clips queden reducidos a un máximo de 5 minutos para que no compitan con nuestra propia exposición.

2. Comprimir el video: Si después de editado el video continúa pesando mucho, podemos recodificarlo mediante programas sencillos como QuickTime o Format Factory. Con estas herramientas podremos elegir que la grabación esté optimizada para web y pantallas de diferentes tamaños y resoluciones.

Estas dos acciones requieren un esfuerzo extra trabajando con un editor de video como los mencionados, pero el proceso es muy simple y vale la pena. En la próxima entrada veremos cómo hacerlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos, Software, Tecnología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Videos optimizados para presentaciones

  1. Pingback: Edición y compresión de videos | Diseño de presentaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s