Principios esenciales de diseño


Muy en esencia, el diseño gráfico consiste en diagramar tipografía, imágenes y espacio en blanco sobre un fondo. Ya sea una tarjeta personal, un sitio web, la señalética de un aeropuerto o el lienzo infinito de un prezi, todo se reduce a organizar esos tres elementos de tal manera que expresen con claridad un mensaje. Los criterios para lograrlo son muchos, porque en diseño puede haber varias soluciones a un mismo problema.

Por suerte existen principios que guían la búsqueda de estas soluciones. En este blog somos partidarios de la simpleza del diseño como principio general: diapositivas despejadas, con pocos elementos y más visuales que textuales. En vez de pensar qué incluir, debemos decidir concientemente qué excluir. La idea es destilar la composición hasta que quede lo esencial para entender la diapositiva o incluso menos. Recuerden que el mensaje visual se termina de comprender mediante la exposición oral; la proyección es solo su complemento y no su transcripción.

Cinco principios para organizar elementos gráficos

Para guiar el proceso de exclusión/inclusión vamos a repasar unos principios básicos de diseño. No son reglas inflexibles, pero la mayoría de las veces conducen a una respuesta de diseño acertada. Cuándo aplicarlos u obviarlos es algo que depende de la situación, objetivo, audiencia, etc. Lo importante es tomar esa decisión a conciencia y con fundamento, para que la composición no parezca desorganizada y por lo tanto difícil de entender. A continuación recordaremos cinco principios que van a ayudarnos en la tarea compositiva.

1. Espacio en blanco. Un error típico consiste en llenar cada cm de la diapositiva con texto, gráficas, cliparts y fotos. Esto ocurre porque el presentador quiere demostrar todo lo que sabe, porque tiene miedo de olvidar algo o porque no percibe que el espacio en blanco no es desperdicio de espacio. En realidad es otro elemento de diseño tan tangible como una foto o un texto. Por lo general, mayor espacio en blanco, mayor claridad del mensaje visual y mayor elegancia de la composición.

gates-jobs33Izquierda: Diapositiva de baja legibilidad y poco clara debido a la congestión de contenidos. Derecha: Temática similar pero de diseño más simple y contenidos más fáciles de decodificar.

2. Contraste. El contraste agrega interés a la composición al establecer diferencias entre sus elementos. Para que sea efectivo, usualmente el contraste debe ser acentuado en vez de insinuado. Las formas de lograrlo en una presentación son varias y funcionan por oposición: grande/chico, oscuro/claro, estático/dinámico, cromático/acromático, etc. Estos recursos nos ayudan a dirigir la atención de la audiencia a lo que debe destacar, organizando la mirada para que fluya desde lo principal hacia lo secundario.

obesidad5

Izquierda: Un pobre contraste hace hace ilegible el texto. Los ojos de la audiencia se esfuerzan por leer y resolver el conflicto jerárquico entre texto e imagen. Derecha: Un contraste alto facilita la lectura, guiando claramente la mirada de la audiencia desde la imagen (es más grande y en color) hacia el texto.

3. Sistematización. Una presentación debe mostrar un conjunto organizado de diapositivas, para que se perciban como un sistema gráfico y no una sucesión de transparencias con estilos visuales disímiles. Para lograrlo podemos repetir ciertos recursos (tipografía, colores, formas, etc.) a lo largo de las diapositivas. La idea no es obtener clones de una diapositiva sino un “aire de familia”, un conjunto de rasgos visuales compartidos y que las haga ver como parte de un todo sistematizado.

sistema1

Arriba: La variedad en la repetición de los recursos gráficos agrega interés, mientras que su simple clonación en todas las diapositivas resultaría aburrida.

4. Alineación. En nuestro contexto, alinear implica vincular visualmente los elementos de la diapositiva mediante una línea invisible. Esto establece una conexión virtual entre ellos que otorga cohesión al conjunto, siempre que se mantenga el mismo criterio dentro de la diapositiva. Si se mezclan alineaciones en una misma transparencia, el principio se debilita. Como regla general, cuando coloquemos un elemento en la diapositiva debemos alinearlo con otro elemento.

alinear25

Izquierda: Los textos están centrados pero cada bloque está dispuesto al azar. Derecha: Al alinear todo a la izquierda tomando como referencia la espiga, la diapositiva gana consistencia y sofisticación.

5. Proximidad. La idea subyacente en este principio es que los elementos conceptualmente relacionados se ubiquen próximos en la diapositiva, para que su relación también sea visual. Agrupar los elementos relacionados es una acción lógica, sin embargo muchos fallan al aplicar el principio de proximidad. El resultado es confuso, porque si la audiencia ve dos elementos cercanos asumirá que están vinculados aún cuando no tengan nada que ver.

proxi1

Izquierda: La diapositiva es confusa porque no es claro qué epígrafe corresponde a cada foto. Derecha: Al acercar cada epígrafe a su foto correspondiente se despeja la duda respecto de su pertenencia.

Estos principios se aplican generalmente en forma combinada y sinérgica, tal como puede verse en el ejemplo anterior. En esa última diapositiva se verfica un buen contraste, alineación, espacio en blanco y proximidad. Claro que no son los únicos principios de diseño que existen, pero son básicos y su dominio a menudo redunda en una comunicación visual más clara y efectiva.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Galería, Principios de diseño y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s