Imágenes que generan empatía


En este blog somos partidarios de ilustrar las ideas para que complementen visualmente nuestras palabras y las amplifiquen. Usamos fotos, ilustraciones y videos para explicarnos mejor y conectar a nivel emocional con la audiencia. Es una manera de que el discurso sea más persuasivo, ya que como sabemos desde hace siglos, la lógica es insuficiente.

la retórica de AristótelesArriba: Los tres aspectos de un discurso persuasivo, según Aristóteles.

¿Puede una imagen ser tan poderosa como para triunfar donde la razón y la autoridad fracasan? ¿Es posible modificar conductas arraigadas tan solo con una fotografía? Esta es la pregunta que se hizo el experto en comportamiento Daniel Pink y en su programa Control de Multitudes, en el capítulo denominado La Prueba del Estacionamiento, diseñó una prueba para hallar una respuesta (Clic en la imagen siguiente para ver el video).

Captura de pantalla 2015-06-17 a la(s) 20.44.00

Tal como demostró, una imagen de una persona real (no un impersonal pictograma ni una anodina señal de prohibido) resultó muy efectiva y más disuasoria que el riesgo de multa. El cartel le puso cuerpo y rostro a una necesidad que suele ser anónima, y de este modo fue más fácil para los conductores ponerse en los zapatos de otra persona.

De manera similar a la despersonalización, resulta difícil empatizar con causas que pretenden solucionar un problema que afecta a miles de personas. En estos casos, nuestro aporte parece insignificante frente a la magnitud del hecho y tendemos a la indiferencia. Miles de personas son simplemente demasiado peso en la espalda del hombre promedio. ¿Pero qué pasaría si, siguiendo el ejemplo de Pink, se mostrara la situación de solo uno de los afectados?

Captura de pantalla 2015-06-18 a la(s) 19.22.12“Un corazón más grande que su cuerpo”. Así se titula la historia de este niño que debe recorrer varias millas a diario para llevar agua a su familia, según  el relato de CHARITY: WATER, una ONG que recauda fondos para llevar agua potable a quienes carecen de ella.

Al reducir el universo a un solo afectado, es más fácil identificarse con su situación, entender mejor la magnitud del problema y actuar en consecuencia. Ya no se trata de un conjunto anónimo, inmanejable e inasible sino de alguien concreto, una persona real con nombre y una historia que nos conecta con su problema. Pero como somos seres visualesuna buena historia será aún más eficaz con una imagen impactante (de preferencia, el retrato del protagonista) para ilustrarla. Las imágenes de otras personas nos interpelan permanentemente. Pueden gustarnos o no, pero no podemos permanecer indiferentes a ellas. En esas condiciones, es más fácil que surja el sentimiento solidario y se acorten distancias que de otro modo suelen ser insalvables.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos, Galería y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s