Cómo diseñar diapositivas con citas (2)


En la entrada anterior vimos la norma vigente en nuestro idioma para el uso de las comillas. La misma establece que las comillas españolas («») son las que deben emplearse para abrir y cerrar citas en lugar de las comillas inglesas (“ ”). Pero lo cierto es que a pesar de las recomendaciones de los expertos, el uso de las comillas inglesas está casi establecido en Latinoamérica. Si por efecto de la costumbre van a desobedecer la regla española, no confundan las comillas (“ ”) con el signo de los segundos angulares (´´). Tampoco deben emplearse las comillas mecanográficas (” “), que son rectas y no tienen las curvas de las comillas tipográficas.

comillas01Arriba: Los dos primeros pares de signos son las comillas más empleadas. Las comillas mecanográficas no deberían emplearse para componer citas porque para eso están las tipográficas, mucho más recomendables en términos de diseño.

Esto puede parecer algo confuso porque son signos similares, aunque en realidad tienen funciones diferentes. Una regla nemotécnica útil para evitar equívocos es la del 69. El parecido morfológico de ese par numérico con las comillas inglesas ayuda a evitar confusiones.

Normativa ortotipográfica para entrecomillar
El uso de las comillas inglesas para todas las citas es un fenómeno cada vez más popular debido a la influencia del inglés, un idioma que sólo emplea esas comillas y que ha generalizado su uso a través de la configuración de los teclados. Más allá de una contravención a la norma española, el uso de comillas inglesas puede generar un problema cuando es necesario entrecomillar parte de una cita que ya está entre comillas. ¿Cómo resolver estas situaciones? Veamos un ejemplo bien resuelto.

comillas02

Arriba: Para evitar anglicismos la norma recomienda emplear las comillas altas (dobles y simples) dentro de un texto ya contenido entre comillas latinas. Es importante notar que todas las comillas deben abrirse y cerrarse con sus respectivos signos.

El ejemplo anterior muestra la relación jerárquica recomendada entre las diferentes comillas. Desde un punto de vista tipográfico, al usar comillas españolas se obtiene una mancha más uniforme que cuando se emplean las comillas inglesas. El resultado es una composición más integrada, ya que las primeras destacan menos y se evita la acumulación de signos volados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conceptos, Principios de diseño. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s