Si debes listar, hazlo correctamente


Como sabrán los lectores más antiguos de este blog, las diapositivas con listados interminables son una de las principales causas de aburrimiento de la audiencia. Las balas y viñetas son un recurso útil en los documentos impresos pero en una presentación son desaconsejables. Sin embargo, durante mucho tiempo el software de presentaciones ha impulsado su uso a través de plantillas y asistentes. Quizás por eso su uso continúa siendo tan popular en muchas presentaciones.

listado

Si no pueden evitar los listados segmentando cada idea de la lista en una diapositiva y no hay más remedio que usarlos, al menos limiten al mínimo las líneas de texto (los subniveles deberían evitarse a toda costa) y compónganlas de manera clara. Para esto último es necesario contemplar algunos conceptos de la ortotipografía, una disciplina que combina normas tipográficas con ortográficas.

Aquí resulta particularmente relevante el recurso de la puntuación colgante, un término que refiere al desplazamiento de ciertos glifos para generar un bloque de texto que se perciba como mejor alineado. En estos casos los glifos quedan fuera de la caja de texto, una característica poco contemplada por los programas de presentaciones. Así las cosas, les propongo comparar los siguientes ejemplos.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-13-44-22Arriba: El uso del guión es incorrecto ya que su función es cortar una palabra al final de una línea de texto, no indicar ítems. Para esto último existe la bala, un círculo mayor al punto final y que es parte del repertorio tipográfico de una fuente.

 

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-13-48-27Arriba: La opción de la izquierda es aceptable pero los ítems sobresalen poco
y se debilita la alineación. En la versión de la derecha el énfasis y la claridad aumentan
gracias a las balas colgantes y un mayor espaciado entre ítems.

 

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-13-45-24Arriba: Comparativa entre el listado original y su rediseño con balas colgantes. Como opción a las balas pueden emplearse viñetas como rombos, cuadrados, estrellas, etc. Estos elementos también suelen ser parte del grupo de caracteres de una fuente.

 

La mayoría de los programas de diseño ofrecen plantillas que formatean automáticamente los listados por nosotros. Sin embargo, los mejores resultados se obtienen cuando aprendemos a controlar tipográficamente una serie de ítems. Y aunque no sea lo aconsejable en una presentación, una lista bien compuesta minimiza el daño en términos de atención cognitiva. ¡Nuestras audiencias apreciarán el esfuerzo!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s