La atención y los tres cerebros

Hace unos años atrás se dio en Argentina un fenómeno que se conoció como “el destape”. De pronto, los desnudos femeninos inundaban todos los espacios y servían para vender de todo: jeans, revistas, bebidas, servicios, etc. Los publicistas saben desde hace mucho que el sexo vende, pero… ¿por qué?

Todos tenemos tres cerebros

Según postulan los neurobiólogos, como resultado de tres grandes etapas evolutivas los seres humanos tenemos un cerebro triple. Estos son, en orden de evolución, el cerebro reptiliano, el límbico y el neocórtex. Este último es el cerebro racional, el que contiene la conciencia y las capacidades lógicas y cognitivas. El segundo alberga las emociones y los recuerdos. El tercero es el más primitivo de todos y está enfocado en asegurar nuestra supervivencia. Funciona de manera involuntaria y es similar al de un reptil, por eso se le llama reptiliano.

3cerebros

El cerebro reptiliano fue el primero que desarrollaron los animales para escanear permanentemente el entorno en busca de señales de peligro, de comida o de posibilidades de apareo. En pocas palabras, es el responsable de conservar la vida al atender tres cosas: sexo, comida y peligro. En su libro “100 cosas…” la Dra. Susan Weinschenk comenta al respecto:

Weinschenk“A medida que los animales evolucionaron desarrollaron otras capacidades (emociones, pensamiento lógico), pero retuvieron una parte del cerebro que siempre está escaneando esas tres cosas básicas.”

El cerebro reptiliano es fácil de distraer

Quizás porque solo tiene esas tres tareas, el cerebro reptiliano es incansable y no podemos dejar de notar la comida, una situación riesgosa o una potencial pareja. No significa necesariamente que vayamos a actuar frente a esos estímulos, sólo que inevitablemente les prestaremos atención. Por este motivo es conveniente que nuestras diapositivas contengan rostros y se muestren claramente los peligros y los alimentos siempre que corresponda al tema expuesto. No digo que hay que usar este tipo de imágenes siempre; solo que si tienen relación con el tema tratado, serán más efectivas si las mostramos con claridad, grandes, bien iluminadas y enfocadas.

pesovisual2Arriba: Si es pertinente al tema, una imagen perturbadora puede ser muy efectiva. De lo contrario, corremos el riesgo de caer en la morbosidad. Abajo: La misma imagen pierde impacto al disminuir su tamaño para poder transcribir el discurso del orador, una estrategia doblemente inefectiva.

RIESGO_ELECTRICO

Debido a su naturaleza involuntaria, los cerebros reptilianos de los asistentes pueden distraerlos fácilmente en nuestra presentación. Por esto es importante tener cierto control de la sala de conferencias, a fin de minimizar ruidos y movimientos distractivos. Si es posible, debemos evitar que las ventanas y puerta de acceso a la sala estén en la visión periférica de la audiencia. Sin importar cuánto quieran evitarlo, sus cerebros reptilianos estarán atentos a quién entra por esa puerta (o sea, verificarán que no haya entrado un animal depredador a la sala).

Publicado en Conceptos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Origen de algunos vicios en las presentaciones

Quizás por la inercia de la costumbre, por ceguera al cambio o simplemente porque “así se hacen las cosas”, son numerosos los expositores que emplean recursos que pudieron ser efectivos en su momento pero hoy son vicios comunicacionales. El origen de algunos de ellos está ligado a la tecnología aplicada a las presentaciones audiovisuales; en las que podemos distinguir tres etapas: infancia, adolescencia y madurez.

Infancia: las diapositivas fotográficas

En esta etapa las herramientas de los presentadores estaban limitadas al proyector de diapositivas. Como las diapositivas eran caras, no era buena estrategia “desperdiciar espacio”. Ese fue el origen de nuestro primer vicio: la saturación de la transparencia, que implica ilegibilidad y ausencia de espacio en blanco.

vicio1

También ocurría a menudo que el presentador requería asistencia para operar el carrusel y pasar las diapositivas. Así, cada cierto tiempo se dirigía a su asistente con un “siguiente…” originándose de este modo nuestro segundo vicio: el discurso interrumpido.

vicio2

Las diapositivas repletas de texto inducían a leérselo a la audiencia y como vimos, esta práctica provoca la desconexión y la desatención. Este es el tercer vicio: la lectura de diapositivas.

vicio3

Adolescencia: el software de presentaciones

Con el surgimiento de PowerPoint el presentador tuvo mayor y mejor acceso a recursos visuales. Ya no había que preocuparse por peligrosos y costosos químicos reveladores. De repente se podían utilizar colores, tipografías, animaciones, gráficos y elementos que con anterioridad eran prohibitivos. Y todo al instante. El resultado fue el cuarto vicio: el abuso.

vicio4

La posibilidad de cortar y pegar llevó a entender una presentación como un híbrido entre Word y PowerPoint que serviría como apoyo visual y apunte. En realidad, el resultado es una presentación visualmente deficiente y un apunte poco profundo. Este es el quinto vicio: la proyección de un apunte.

vicio5

Madurez: simple, digital y analógica

Muchos presentadores continúan presentando como se hacía en el pasado, cuando no se habían popularizado los estudios científicos sobre la atención y la tecnología no ofrecía las posibilidades actuales. Ahora es tiempo de romper con los viejos malos hábitos y reemplazarlos por un principio básico de diseño: diapositivas visualmente simples y despojadas, como carteles de ruta.

En su arsenal, el presentador actual debería contar con recursos tanto digitales como analógicos. Entre los primeros no puede faltar un control remoto para no depender de nadie. Entre los segundos, lápiz y papel para planificar la presentación sin las influencias de plantillas ni limitaciones en el manejo del programa.

Publicado en Conceptos, Principios de diseño, Software, Tecnología | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Que hacer con los apuntes

Una manera efectiva de enfocar nuestra presentación consiste en redactar un apunte. En él podemos incluir la información que quedó afuera de nuestras diapositivas con una doble ventaja: no abrumaremos a la audiencia y mantendremos más tiempo su atención. Sin embargo, para que el apunte cumpla estos objetivos debemos tomar ciertas precauciones.

La distribución efectiva del apunte

Algo habitual consiste en entregar el apunte antes de una exposición. Esto no es muy recomendable porque es muy probable que los asistentes lo lean mientras hablamos. Y como vimos, los seres humanos no somos capaces de la multitarea; por lo tanto, la audiencia leerá o nos escuchará pero no podrá hacer bien ambas cosas simultáneamente. Otra desventaja es que si leen nuestro apunte antes, perderemos el factor sorpresa y reduciremos la expectativa por lo que vamos a exponer.

leer

En general es mejor distribuir el apunte después de nuestra conferencia. Esta distribución puede ser física o virtual. En el primer caso, puede tratarse de un impreso que entregaremos a la salida. En el segundo, tenemos más opciones: enviar el apunte por correo electrónico, armar un sitio web con contenido extra o subir una versión autoexplicada de nuestra presentación (o mejor aún un video de ella) a Slideshare.

apunte23

Cualquiera sea el caso, es conveniente contarle a los asistentes que después de nuestra exposición contarán con el material de apoyo. Eso hará que se relajen, que se despreocupen de tomar notas y por lo tanto, nos prestarán más atención.

Publicado en Conceptos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Grillas para diapositivas

Una grilla es como un esqueleto invisible que nos ayuda a estructurar los elementos en una diapositiva. Es una manera flexible de organizar los contenidos que aporta claridad, unidad y armonía a lo que proyectamos. La grilla puede contener muchos módulos o pocos; todo depende de lo que necesitemos incluir en la transparencia. Garr Reynolds lo explica en estos términos:

Garr Reynolds“La grilla que necesitas depende de tus intenciones, pero generalmente incluso una grilla muy simple facilita la unificación de elementos en una diapositiva o cualquier otro soporte que puedas usar.”

Para crear una grilla podemos aprovechar las capacidades del slideware para generar cuadrículas y guías. Si definimos esta grilla en la diapositiva maestra, la cuadrícula estará disponible para todas la diapositivas.

cuad1La cantidad de módulos de la grilla

Una de las grillas más sencillas es la dos módulos, que es más apropiada para formatos similares al áureo que para las diapositivas 4:3 tradicionales. La construcción consiste en trazar una guía que divida la diapositiva en un cuadrado y un rectángulo; y es una derivación de la construcción del rectángulo áureo.

grilla1Arriba: El cuadrado subyacente aporta una regularidad compositiva que produce satisfacción, aún cuando la audiencia no sea conciente de su presencia “virtual”.

Para los formatos tradicionales (y también para los similares al aúreo) podemos utilizar la regla de los tercios. De este modo, tendremos 3 x 3 = 9 módulos para diagramar los elementos.

grilla2Arriba: Si movemos los elementos del centro de la diapositiva hacia los puntos de tensión de la regla de los tercios, la composición ganará en interés sin perder equilibrio visual.

Una variación más compleja de la anterior es la grilla de 6 x 6 = 36 módulos, la cual contiene a la regla de los tercios. Es como tener dos grillas en una misma diapositiva, lo que aumenta las posibilidades compositivas.

grilla3

grilla4Arriba: Mientras más compleja es la grilla mayores son las posibilidades compositivas; aunque no siempre son necesarios tantos módulos. Muy frecuentemente, la regla de los tercios suele ser suficiente.

Orden y organización al servicio de la audiencia

La grilla facilita la distribución y sugiere la jerarquía de los elementos en la diapositiva, aportando consistencia visual al conjunto de transparencias. Por este motivo es especialmente útil en diarios, revistas, sitios web y toda pieza serial o periódica. Más allá de su uso idóneo en todo tipo de piezas secuenciales, la retícula brinda una regularidad espacial que ayuda al público a encontrar la información. No asegura la excelencia en diseño, pero quien la emplee notará que sus diapositivas lucirán más claras y profesionales.

Publicado en Principios de diseño | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Multitarea y atención en las presentaciones

Numerosos estudios demuestran que en vez de atender varias tareas a la vez, lo que realmente hacemos es cambiar de tarea. Lo que ocurre es que somos muy buenos rotando la atención rápidamente de un objetivo al otro; por eso tenemos la ilusión de que somos multitarea pero en realidad no lo somos. La Dra. Susan Weinschenk señala una posible excepción:

Weinschenk“Si estás haciendo una tarea física que has hecho muy, muy a menudo y eres muy bueno en ella, entonces puedes hacer esa tarea física mientras haces una tarea mental. Así, si eres un adulto y has aprendido a caminar, entonces puedes caminar y hablar al mismo tiempo”

Sin embargo, a veces esto no es muy eficiente. Está comprobado que quienes hablan por celular mientras caminan, tropiezan con otras personas más a menudo y no están al tanto de lo que ocurre en el entorno.

Cambiar de tarea sale caro

En su libro “100 Things Every Presenter Needs To Know About People”, la Dra. Weinschenk señala que toma más tiempo completar las tareas y cometemos más errores cuando las alternamos que cuando las realizamos de a una por vez. Creernos capaces de la multitarea resulta caro en términos de productividad y aprendizaje.

multitarea1

A pesar de todo, es posible realizar con cierta eficiencia algunos cambios de tarea. Si alguien toma notas mientras exponemos, ése es un cambio que puede administrarse bastante bien. Pero si esa persona está leyendo o mandando e-mails mientras hablamos, en realidad no nos está atendiendo (aunque crea honestamente que sí). Por eso, aunque parezca violento, lo ideal es solicitar a los asistentes que apaguen sus celulares y notebooks y que hagan sólo una cosa: atender nuestra conferencia.

Publicado en Conceptos | Etiquetado , , | 3 comentarios

La geometría y la diagramación de diapositivas (2)

Diseñar implica solucionar problemas a nivel visual y organizacional. Fotos, ilustraciones, texto, tablas de datos, todas esos elementos deben convivir armónicamente para comunicar. Si posicionamos esos elementos al azar, el conjunto probablemente será visualmente confuso y obligaremos a la audiencia a esforzarse para dar sentido a una masa caótica de información. La pregunta entonces es ¿cómo organizarla?

Proporción áurea y rectángulos

Como vimos, una retícula es una manera de organizar elementos. También vimos que si nuestras diapositivas se aproximan a una proporción áurea (1:1,618) o lo que es lo mismo, si elegimos tamaño 16:10 o similar, este formato resultará estéticamente más placentero.

1610

Algo curioso acerca de estos rectángulos es que si los subdividimos obtendremos nuevos rectángulos áureos. El proceso de subdivisión es bastante simple y está basado en el trazado de diagonales. Podemos hacer esto indefinidamente y el resultado será siempre el mismo: un cuadrado más un rectángulo áureo.

aureoArriba: Secuencia que ilustra la creación de un rectángulo áureo (a partir de un cuadrado) y su posterior subdivisión, la que produce cuadrados y rectángulos áureos más pequeños.

¿Qué tiene que ver con las diapositivas?

Lo interesante de esto es que las subdivisiones nos proporcionan una grilla básica para nuestras diapositivas áureas o con proporciones similares. Esta es una manera simple y efectiva de organizar visualmente la información en ellas. En comparación con el formato 16:10, las diapositivas tradicionales 4:3 no sólo son menos agradables; también son más limitadas en materia compositiva.

aureo1Arriba: Las líneas de guía (invisibles en la proyección) configuran una retícula de diagramación que permite articular imágenes y texto de modo armónico.

Los ejemplos anteriores muestran una de varias posibilidades compositivas con una misma grilla. Si quisiéramos tener más variedad podemos crear grillas adicionales reflejando vertical u horizontalmente la del ejemplo, tal como puede verse a continuación.

grillas2Como puede comprobarse, aún la grilla más simple permite el juego compositivo y las diapositivas no tienen por qué resultar aburridas o calcadas. La grilla no es una limitante a la creatividad. Sólo la direcciona para evitar la diagramación aleatoria que resta claridad.

Publicado en Galería, Principios de diseño | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La geometría y la diagramación de diapositivas (1)

Varias veces presencié cómo las ideas y conceptos brillantes son expuestas de manera deslucida, a menudo porque el presentador no domina los principios de la composición geométrica. Estos principios implican el conocimiento de ciertas proporciones y relaciones de unos rectángulos con características especiales, los que empezaremos a analizar a continuación.

Preferencia por las proporciones naturales

Es conocido que existe una preferencia histórica por cierta proporción en las formas. Una proporción que puede verificarse incluso en la naturaleza, específicamente en los patrones de crecimiento de plantas y animales. Esta proporción fue empleada desde la antigua Grecia en la arquitectura y el arte como canon de belleza.

nautilusArriba: La misma proporción que gobierna el crecimiento del Nautilus fue aplicada por Leonardo al pintar La Gioconda.

Numéricamente se expresa como 1:1,618 y suele denominarse como proporción áurea o divina proporción. Curioso acerca de esta preferencia, el psicólogo alemán Gustav Fechner investigó la cuestión a finales del siglo XIX. Lo que encontró fue que dada una serie de rectángulos, la mayoría de la gente halla más bello aquél cuya relación de lados se acerca al número áureo 1,618. Posteriormente, nuevas investigaciones realizadas con más rigor científico confirmaron el hallazgo.

fechnerArriba: La mayoría de las personas (independientemente de la cultura a la que pertenezcan) encuentran que el tercer rectángulo, de 5 unidades de ancho por 8 de alto, es el más bello. La relación de sus lados nos da 8/5 = 1,6 y a todo rectángulo que cumpla esta condición se le llama rectángulo áureo.

La investigación de Fechner tiene mucha importancia para el diseño en general. Nuestras diapositivas no son la excepción. Si los rectángulos próximos al áureo nos resultan más estéticos ¿no es hora de abandonar la clásica diapositiva 4:3? En principio sería preferible una diapositiva 16:9 o mejor aún, una 16:10 que es un rectángulo áureo perfecto.

pantallas3Las modernas pantallas vienen en esos formatos, así que el uso de diapositivas áureas es más natural. Lo mejor es que las ventajas no acaban solo en una cuestión estética, sino que tienen grandes implicancias en la diagramación de las diapositivas, un tema que analizaremos en próximas entradas.

Publicado en Principios de diseño | Etiquetado , | 2 comentarios

TEDx Córdoba nos necesita

tedx¡ TEDx Córdoba necesita de tu ayuda! Necesitamos 1000 suscriptores a nuestro canal de Youtube para poder transmitir el evento.
Ayudanos:
1.- Suscribite al canal oficial de Youtube (es 1 clic!) Entrando en el enlace con tu cuenta de Gmail: http://www.youtube.com/user/TEDxCordoba
2.- Compartí esta imagen en tu muro (así otros pueden suscribirse también)

Publicado en General | Deja un comentario

Las grillas como ordenadoras de elementos

Desde la antigüedad, la preocupación de arquitectos, artistas y diseñadores es la misma: ¿cómo arreglar los elementos sobre una hoja en blanco? Para dar respuesta a esta pregunta, muchas civilizaciones recurrieron a la geometría. Esta herramienta resolvió muchos problemas compositivos y fue muy usada por griegos, egipcios y romanos. Posteriormente, el Renacimiento redescubriría la composición geométrica y la potenciaría.

geometriaArriba: El diseño del Partenón está basado en una geometría estudiada, al igual que muchas pinturas religiosas como la Crucifixión Mond del artista italiano Rafael.

A mediados del siglo 20 surgió el “Estilo Suizo”, un movimiento caracterizado por el uso intensivo de grillas. La grilla más común es la de tipo reticular compuesta de filas, columnas y márgenes. Los espacios determinados por la intersección de filas y columnas se llaman módulos, y son los contenedores para bloques de texto o imágenes.

grid_system_sampleArriba: Grilla ortogonal sobre la que se ordenan los bloques de texto de un afiche.

Actualmente, los diseñadores gráficos empleamos esta herramienta tanto para piezas impresas como digitales. No es un elemento visible, pero si prestan atención podrán detectar su presencia.

Las ventajas de usar una grilla

La retícula es un andamiaje invisible que también puede ayudar a organizar el contenido de las diapositivas. Sus principales ventajas son las siguientes:

1. Brinda una posible respuesta a una preocupación habitual: dónde ubicar los elementos en la diapositiva.

2. Facilita el alineado y la conexión de los elementos.

3. Evita perder tiempo pensando cómo diagramar desde cero cada diapositiva.

4. Genera unidad de estilo y sistematización visual.

Fundamentalmente, la retícula aporta orden y claridad a la diapositiva. La diagramación azarosa dificulta la comprensión de lo proyectado. La organización racional de los elementos, en cambio, revela las conexiones de los mismos y clarifica el mensaje visual.

grillas1Arriba: La diapositiva de la izquierda luce desorganizada, carece de toda alineación y no se comprende bien qué texto corresponde a cual foto. Con una cuadrícula de 6 columnas por 6 filas es posible redimensionar las fotos y alinear todo de manera armónica. Los textos también se unificaron y alinearon a la derecha.

Hasta aquí hemos visto una introducción al tema de las grillas. En las próximas entradas exploraremos más en detalle diferentes composiciones geométricas y reticulares.

Publicado en Galería, Principios de diseño | Etiquetado , , | 3 comentarios

La falta de alineación como estrategia

En la entrada anterior vimos que la alineación es un principio muy importante de diseño. Básicamente, consiste en ordenar un conjunto de elementos conectándolos mediante líneas conceptuales (invisibles). Sin embargo, a veces un elemento desconectado puede ser más efectivo.

Toda regla tiene excepción

La falta de alineación crea una impresión de desorganización y descuido en la diapositiva. Mezclar distintos tipos de alineación produce el mismo efecto. Sin embargo, es correcto romper la alineación si sirve a un propósito específico tal como crear tensión, ilustrar un concepto o dirigir la atención a un elemento de la diapositiva.

crecer

Arriba: La manzana verde se destaca del resto por su falta de alineación (entre otros recursos) para generar una metáfora visual del titular. Abajo: Las fotos están desalineadas sin motivo evidente y como resultado, la diapositiva luce desorganizada.

2

En general,  la diapositiva gana en orden y claridad cuando los elementos están alineados. Pero como vimos, no siempre es necesario que todo esté conectado. La condición es que si vamos a desalinear un elemento, que sea una acción evidentemente intencional y para clarificar nuestro mensaje.

Publicado en Principios de diseño | Etiquetado , , , | Deja un comentario